Esta página también disponible en: English

Por Jackie Fortiér

Publicado originalmente el 15 de julio de 2021

Al ver un aumento en hospitalizaciones, muertes y nuevos casos de COVID-19, las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles están restaurando la orden de uso de mascarillas (o tapabocas) en interiores. A partir un poco antes de la medianoche de sábado, todo el mundo en interiores –no importa si ha sido vacunado o no– debe llevar una cobertura facial, a menos de que esté comiendo o bebiendo.

“Este es un momento en el que se necesita de todos”, dijo el Oficial de Salud Publico, el Dr. Muntu Davis, en una conferencia de prensa el jueves. “Estamos viendo que las tasas están subiendo demasiado. Todos debemos hacer de nuestra parte para intentar prevenir que tengamos que hacer otra cosa”.

Cortesía de L.A. County Department of Public Health

Davis observó que la tasa de casos en el condado de L.A. es hora de 7.1 por cada 100,000, lo cual coloca a la jurisdicción en la categoría “sustancial” de contagio, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Dijo que la orden “será similar” a los requisitos de mascarillas que tenía el condado antes de la reapertura del 15 de junio. Las autoridades del condado de Sacramento anunciaron una orden similar el jueves debido a un pico de casos ahí.

Davis dijo que la orden del condado de L.A. no tiene fecha de caducidad y permanecerá en efecto “hasta que comencemos a ver mejorías en nuestra transmisión comunitaria del COVID-19. Pero esperar a tener un nivel de transmisión comunitaria alto antes de hacer cambios podría resultar demasiado tarde”.

Durante la semana pasada, las autoridades sanitarias del condado han reportado más de 1,000 nuevos casos diarios de COVID-19. El jueves, el número escaló a más de 1,500 casos, la cifra más alta desde el inicio de marzo. Ahora, 452 personas están hospitalizadas con COVID-19 – la cifra era de 216 personas el 15 de junio, cuando se levantó la mayoría de las restricciones de coronavirus en California.

Las personas jóvenes entre las edades de 18 y 29 componen el maor aumento de nuevos casos de COVID-19 en el condado de L.A. y los residentes negros y latinos siguen siendo los menos vacunados.

La variante delta está ahora en el 71% de los especímenes probados en el condado, dijo Davis. Cerca de cuatro millones de personas en el condado de LA no han sido vacunadas.

Davis dijo que los requisitos de distanciamiento físico y otras medidas de salubridad pública también podrían ser restauradas.

“Todo será considerado si las cosas continúan empeorando”, dijo Davis.

Esto es una historia en desarrollo. Actualizaremos este reporte.

Este reporte ha sido traducido por Boyle Heights Beat y publicado con permiso de Southern California Public Radio. © 2021 Southern California Public Radio. Todos los derechos reservados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.