Residents of Ramona Gardens at the unveiling of the Little Free Library.

Jean Chadwick recuerda cómo aprendió que la lectura puede ser divertida. Había sido una adolescente sin hogar y su padre le regaló una copia del libro “El león, la bruja y el ropero”.

“Y me dijo: Lee”, cuenta Chadwick, voluntaria del grupo The Literacy Club (Club de alfabetismo) de Los Ángeles. “Yo no sabía que se podía leer como diversión, así que abrí ese libro y comencé a imaginarme todos esos personajes. Aluciné con el hecho de que la lectura verdaderamente te puede sacar de tus circunstancias y ampliar tus horizontes”.

Chadwick espera que una nueva minibiblioteca haga lo mismo con los niños de uno de los complejos de vivienda pública más aislados de la ciudad. Ella es parte de un grupo de voluntarios que recientemente inauguró la Pequeña Biblioteca Gratis (Little Free Library) de Ramona Gardens, resultado de una colaboración entre el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de la Universidad del Sur de California (USC) y la división de Hollenbeck de la Policía de Los Ángeles (LAPD), junto a la Autoridad de la Vivienda de Los Ángeles (HACLA) y el mencionado Club de Alfabetismo.

Parte de un registro internacional que opera bajo el lema de “Toma un libro, devuelve un libro”, el pequeño estante portátil de libros fue creado para hacer la lectura divertida y accesible para los residentes de Ramona Gardens.

“Quería asegurarme de que tuvieran libros ilimitados por tiempo ilimitado”, dijo la oficial de relaciones comunitarias de DPS Elizabeth Carreño, que se graduó de la secundaria Roosevelt High School en Boyle Heights. A los que toman un libro prestado se les pide que lo devuelvan para que otros lo puedan leer también.

Además de la Pequeña Biblioteca Gratis en el gimnasio de Ramona Gardens, una versión más pequeña fue instalada afuera en el área de recreo. Ambos contienen libros donados en inglés, pero Carreño dice que está interesada en expandir el servicio para incluir libros en español. “Nuestro compromiso es mantener los estantes llenos”, dijo Carreño.

Las dos minibibliotecas de Ramona Gardens son la cuarta y quinta que supervisa el DPS, que también instaló un estante interior y otro exterior en el complejo de vivienda privada University Gardens cerca de USC. Las donaciones de libros, incluyendo algunos usados, mantienen los estantes llenos.

“Una de las formas en que podemos lograr la misión de la universidad es asegurarnos de que los chicos entiendan que la lectura es importante”, dijo el jefe de CPS John Thomas. “No podríamos encontrar una mejor forma de que la comunidad se compenetre, no solo con la universidad pero con el DPS y el LAPD también”.

“No hay mejor forma para que nosotros podamos construir relaciones con la comunidad que proveerles libros a los chicos, para que mediante la lectura y el alfabetismo consigan contribuir de forma positiva a la sociedad”, dijo por su parte el vicejefe de LAPD Jorge A Villegas, cuyo departamento está a cargo de la seguridad en Ramona Gardens.

La Pequeña Biblioteca Gratis de Ramona Gardens no es solo para chicos. El anaquel superior en el estante interior está reservado para libros para adultos.

Ver que estas pequeñas bibliotecas aparezcan en comunidades marginadas es una misión personal para Jean Chadwick y su esposo, Douglas, quien ha construido más de 20 de los estantes. Cada Pequeña Biblioteca Gratis tiene diseño propio; la que fue creada para Ramona Gardens está inspirada en el libro de Dr. Seuss “¡Oh, cuán lejos llegarás!”

Chadwick dijo que la meta del Club de Alfabetismo es cerrar la brecha para aquellos angelinos que viven lejos de las bibliotecas y no tienen medios económicos para comprar libros.

“Creemos que podemos ofrecerle un mejor futuro a la nueva generación al eliminarles el desierto literario”, dijo ella. “Si pones libros gratis y disponibles a nuestras comunidades, puedes reducir ese desierto”.

Para aprender más sobre Little Free Libraries se puede visitar

.  Para donar libros se puede contactar a Carreño al (213) 422-0450.    

Antonio Mejías-Rentas

Antonio Mejías-Rentas is a Senior Editor at Boyle Heights Beat, where he mentors teenage journalists, manages the organization’s website and covers local issues. A veteran bilingual journalist, he's...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.