Esta página también disponible en: English

Un Tribunal Supremo estrechamente dividido extendió el jueves un soporte vital a unos 650,000 llamados “Dreamers” (o soñadores), permitiéndoles permanecer libres de temor de ser deportados por ahora, mientras la administración Trump resuelve las trabas administrativas que el tribunal dijo se requerían antes de terminar el programa DACA.

El voto fue 5 a 4. El magistrado John Roberts, jefe del tribunal, emitió el quinto voto decisivo para resolver una disputa entre las alas liberal y conservadora del alto foro judicial.

Roberts y los cuatro magistrados liberales dijeron que la decisión del departamento de Seguridad Interna (Homeland Security) de eliminar el DACA fue arbitraria y caprichosa, según la ley de procedimiento administrativo (Administrative Procedure Act).

En su opinión, Roberts escribió: “El recurso apropiado es devolver [el caso] al DHS, para que reconsidere el problema desde un principio”.

REACCIÓN LOCAL

El fallo del Tribunal Supremo había sido altamente anticipado en California, donde viven 200,000 personas cobijadas por DACA –más que en ningún otro estado.

Probablemente no sea sorpresa alguna entonces que el DACA tiene altos niveles de apoyo en el estado. Una encuesta de 2018 del Public Policy Institute of California halló que el 81% de probables votantes de California apoyaban las protecciones ofrecidas por DACA.

El esperado fallo del tribunal llevaba tiempo preocupando a beneficiarios del DACA como Christine Park, quien le dijo a LAist la semana pasada que ella estaba estresada por los reportes de brutalidad policiaca y la pandemia.

“No le voy a mentir”, dijo Park, de 27 años, y quien fue traída de Corea del Sur por sus padres cuando tenía 10 años. “No lo he estado manejando bien”.

Pero otro beneficiario del DACA, Rodrigo Mijangos Aguilar, le dijo a LAist la semana pasada que el fuerte apoyo público a los beneficiarios del DACA conducirá a una solución permanente aprobada por el Congreso.

Él dijo que no se puede imaginar ser deportado a México, de donde sus padres lo trajeron cuando apenas tenía un año de edad.

“Si soy echado a ese ambiente, no sé cuán bien sobreviviría”, dijo Mijangos Aguilar, quien tiene 28 años. “Yo no sé cuán bien le iría a mis pares. Además, hacer eso es algo inhumano”.

Organizaciones como la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles, conocida por sus siglas en inglés CHIRLA, y el Centro de Recursos Coreano, habían estado recomendándole a aquellos inmigrantes cuyos estatus de DACA  expirara el año próximo, que no obstante renovaran su solicitud.  El pensar anterior al fallo era que aunque el Tribunal Supremo fallara en contra, el tener una solicitud pendiente les daría algo de espacio para que sus protecciones bajo DACA fueran borradas paulatinamente, y no de repente.

Hoy CHIRLA volvió a urgir a los beneficiarios del DACA renovar sus aplicaciones, advirtiendo que Trump todavía puede intentar terminar el programa si no hay legislación que les permita quedarse permanentemente.

“Hoy, las personas con el DACA tienen una segunda oportunidad, tenemos espacio para respirar ahora, pero hoy nos volvemos a comprometer con nada menos que reforma migratoria comprensiva para todos – no por pedazos, sin excepciones y sin tratos”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA.

— NINA TOTENBERG | NPR, CON COLABORACIONES DE JOSIE HUANG/LAist

Este reporte ha sido traducido por Boyle Heights Beat y publicado con permiso de Southern California Public Radio. © 2020 Southern California Public Radio. Todos los derechos reservados.


NUESTRA MISIÓN DE MANTENER INFORMADA A LA COMUNIDAD DEL ESTE ES AÚN MÁS VITAL DURANTE ESTA EMERGENCIA. SU DONACIÓN NOS AYUDARÍA A CONTINUAR ESA MISIÓN.





Pulse arriba para hacer una donación por tarjeta de crédito/débito o PayPal, o aquí para enviar una donación por cheque.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.