El siguiente artículo fue realizado como parte de un taller de escritura patrocinado por Boyle Heights Beat y Legacy LA:

Por Amairani Pineda

Recuerdo una noche muy fría y tenebrosa cuando tenía nueve años. Mi madre, mi hermano pequeño y yo regresábamos a casa alrededor de las 8 p.m., después de visitar a mi tía. Cuando ingresamos a Ramona Gardens, oímos un helicóptero que se acercaba al complejo de viviendas y luego hacia el automóvil de mi madre. Cuando llegamos al estacionamiento y mi madre estacionó, podíamos oír al helicóptero que continuaba suspendido sobre el automóvil.

Cuando miramos hacia fuera, vimos a tres hombres con armas enormes que corrían para escapar de la policía. Por un momento pensé que uno de ellos nos iba a disparar. Sentí mucho miedo, igual que mi madre. Salimos del automóvil, sacamos a mi hermano y su asiento infantil y corrimos a casa. Cinco minutos más tarde oímos: “Apartamento 354: ¡todo el mundo afuera con las manos en alto!”  Mi madre nos preguntó: “¿Qué está pasando?”

Salimos con las manos en alto y vimos que una cuadrilla SWAT (policías) nos apuntaba. Lo único en que podía pensar era: “¿Qué pasa si uno de ellos nos dispara?” Una vez que salimos, la cuadrilla SWAT entró a nuestro apartamento, creyendo que uno de los sospechosos había entrado o que estábamos intentando encubrirlo.

Me llamo Amairani Pineda. Tengo 17 años y soy residente de Ramona Gardens desde que tengo ocho años. En mi comunidad todo el mundo se conoce y las personas son amables y cuidan unas de otras. Uno de los problemas que me preocupa es crecer en una comunidad donde la polícia está presente las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto no es necesario. Deberíamos tener libertad para trasladarnos sin sentirnos perseguidos.

Ramona Gardens no tiene tantos recursos como otras comunidades a nuestro alrededor. Solo tenemos una tienda en el vecindario pero los precios son muy altos y la calidad muy baja.

Ramona Gardens es una de las comunidades en Los Ángeles bajo una legislación contra las pandillas. Bajo este tipo de legislación, el juez emite una orden cautelar contra un grupo y establece reglas especiales para lidiar con ese grupo, en este caso una pandilla.

He visto consecuencias trágicas causadas por una presencia policial excesiva. Un día, mis amigos y yo estábamos afuera jugando con nuestros Nintendo, era un día soleado y tranquilo en Ramona Gardens en 2009, y nos divertíamos y reíamos juntos. De la nada, vimos a un joven que pasó corriendo junto a nosotros al que perseguían agentes de policía apuntándole con sus armas.  Vimos cómo le dispararon varias veces. El sonido era tan fuerte que se parecía a fuegos artificiales. Me generó un estado de shock. No supe qué hacer hasta que oía mi madre que gritaba: “Métanse para adentro”. Teníamos tanto miedo que nos olvidamos de mi hermano pequeño que estaba con nosotros.  Un amigo salió y lo trajo.

Más tarde, cuando llegó la ambulancia, vimos a los paramédicos cargar el cuerpo ensangrentado del joven. Sentí un nudo en el estómago. La polícía pensó que el joven tenía un arma pero en realidad no esta armado. Más tarde supe que ese joven era el hermano de un amigo mío, al que la policía le había disparado y matado frente a mis propios ojos.

Tengo tres hermanos menores y vivo en un apartamento de dos habitaciones con otras seis personas. Curso el 11º grado en la Escuela Preparatoria Abraham Lincoln. Tengo muchos sueños y metas, y mucha determinación para alcanzarlos. Provengo de una comunidad de bajos ingresos, la que se enfrenta a desafíos de vez en cuando. Crecí con un padre ausente y me crió mi madre sola. Mi padres no tuvieron acceso a la educación superior pero los sacrificios y el trabajo de mi madre me han motivado a continuar luchando y nunca darme por vencida.  Pienso estudiar en la universidad y espero algún día tener una vida mejor tanto para mí como para mi familia. Siento la motivación y el deseo de alcanzar el éxito para poder también ayudar a mi comunidad.

Boyle Heights Beat

Boyle Heights Beat is a bilingual community newspaper produced by its youth "por y para la comunidad". The newspaper and its sister website serve an immigrant neighborhood in East Los Angeles of just under...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.