Esta página también disponible en: English

Por Libby Denkmann/LAist

Publicado originalmente el 9 de julio de 2021

El presidente Joe Biden ha nominado al alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti como embajador de los Estados Unidos en India.

La noticia llega luego de que Garcetti, de 50 años de edad, abandonara la idea de su propia aspiración presidencial en 2020 y que luego fuera, según reportes, descartado para varios puestos en el gabinete de la administración Biden.

Garcetti emitió una declaración que dice, en parte: “Hoy, el presidente anunció que soy su nominado para servir como embajador de los EEUU en India. Me honra aceptar su nominación para servir en este papel”. 

El nombramiento de Garcetti aún debe ser confirmado por el senado de los EEUU. De proceder, él abandonaría la alcaldía más de un año antes de lo programado – su segundo término, que fue extendido gracias a un cambio en el calendario electoral de la ciudad, no termina hasta el final de diciembre de 2022.

La noticia llega en un momento turbulento para la oficina de Garcetti: el mes pasado, su jefa de personal fue puesta en baja administrativa por comentarios en Facebook sexualizados y ofensivos sobre personal de la ciudad, oficiales electos y el icono laboral Dolores Huerta, y miembros de su personal están todavía siendo depuestos en una demanda por un exguardaespaldas del alcalde que alega que Garcetti y su círculo más cercano toleraron un ambiente de acoso sexual de parte de un ayudante principal y recaudador de fondos.

Apenas esta semana, la deposición de una exdirectora de comunicaciones de Garcetti fue desvelada. Naomi Sellinger dijo bajo juramento que a Garcetti se le advirtió de parte de su personal principal sobre el comportamiento inapropiado de Rick Jacobs, quien se ha desempeñado en varios puestos prominentes dentro del círculo más cercano a Garcetti. En su propia deposición, Garcetti dijo que no recordaba haber visto ningún comportamiento acosador de Jacobs.

Garcetti, hijo del exprocurador de distrito del Condado de Los Ángeles Giil Garcetti, juramentó originalmente como alcalde en junio de 2013, tras representar a Silver Lake y partes de Hollywood en el concejo municipal por cerca de doce años. En su ruta hacia la alcaldía, Garcetti derrotó a la contralora municipal Wendy Greuel, otra burócrata municipal moderada, superando las enormes contribuciones de campaña que hicieron varios sindicatos a favor de ella.

En 2017, él fue reelecto con una mayoría abrumadora de 81% de los votos – pero fue otra victoria electoral marcada por una participación extremadamente baja. La participación en las contiendas municipales de L.A. ha disminuido desde que alcanzó su tope en los años 1960s, lo que condujo a que las elecciones locales fueran reprogramadas, para coincidir con comicios estatales o federales, que atrajeran mayor participación.

El mandato de Garcetti sobre la segunda mayor ciudad de la nación ha sucedido entre dos crisis: cuando subió al puesto de alcalde, L.A. estaba saliendo de una recesión; su año final en el puesto ha estado dominado por la pandemia de COVID-19.

Este reporte ha sido traducido por Boyle Heights Beat y publicado con permiso de Southern California Public Radio. © 2021 Southern California Public Radio. Todos los derechos reservados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.