Esta página también disponible en: English

El departamento de policía de Los Ángeles (LAPD) divulgó el martes escenas de video de las cámaras corporales que llevaban los dos agentes involucrados en la golpiza violenta que sufrió un hombre de Boyle Heights y que ha causado indignación en la comunidad y llamados a que uno de los dos oficiales sea despedido y encausado criminalmente.

Un video de teléfono celular del encuentro violento del 27 de abril, tomado por un testigo independiente y publicado en redes sociales una semana después del incidente, hizo que el LAPD emitiera una declaración el 4 de mayo, afirmando que el agente no identificado había sido asignado a trabajar en la casa y que este estaba siendo investigado por el alegado ataque.

El lunes, el hombre que se ve en el video recibiendo repetidos golpes de puño del agente demandó a la ciudad de Los Ángeles y a la policía por alegadamente utilizar fuerza excesiva y escupirle en la cara durante el altercado. La demanda identifica al hombre como Richard Castillo.

El video editado de 17 minutos publicado en la página de YouTube del departamento de policía el lunes incluye una declaración del jefe de LAPD Michel Moore, quien catalogó la situación como “perturbadora” y explicó que sintió la necesidad de divulgar el video, aunque no estaba obligado por ley a hacerlo. Es la primera vez que el departamento ha divulgado un video simplemente por discreción del jefe.

“Yo, junto a muchos de ustedes, miré el video independiente que fue divulgado la semana pasada, y tengo serias preocupaciones”, dijo Moore.

La publicación de YouTube del LAPD contiene el audio de la llamada al 911 que hizo que los agentes respondieran en la tarde del 27 de abril. En la misma un hombre se queja de que dos personas, un hombre y una mujer, le impiden entrar a un lote baldío de su propiedad, junto a una iglesia de Boyle Heights. El video editado contiene además porciones de las escenas grabadas por las cámaras corporales de ambos agentes, así como el video independiente y la transcripción, en subtítulos, del intercambio verbal entre los agentes y el hombre.

Imagen tomada de video de LAPD de agente involucrado en el incidente.

Aunque el LAPD no ha identificado al agente que está investigado por el ataque, fuentes anónimas le dijeron al Los Angeles Times que él es Frank Hernández, un veterano con 23 años en el departamento que ha estado involucrado en por lo menos tres tiroteos. En uno de los videos, se escucha a su compañera referirse a él como “Frank”.

El video de Hernández al principio muestra cómo los agentes entran desde un callejón trasero al lote baldío junto a la Iglesia del Dios de la Profecía en la cuadra 2400 de la calle Houston. Los agentes se acercan a Castillo, que se levanta de su campamento rústico y abandona el lugar con su bicicleta, camina frente a la iglesia y se detiene justo al pasar el edificio.

Tal parece que Hernández prende el audio de su cámara al acercarse a Castilo y le ordena que se dé la vuelta. En un breve forcejeo con el hombre, la cámara de Hernández cae al suelo y desde ese momento en adelante, el video solo captura el sonido del encuentro.

Imagen tomada de video de LAPD.

El video de la compañera de Hernández, tomado de un ángulo diferente, muestra a Castillo dando la vuelta para enfrentar a Hernández y desafiándolo verbalmente durante el corto forcejeo, pero no lo muestra golpeando o atacando a Hernández. Un intercambio de insultos soeces aumenta entre los dos. Entonces, el video muestra que Castillo tiene las manos en la espalda, esperando para ser esposado por Hernández, quien de repente comienza a propinarle puños en la cabeza y espalda.

Cuando Hernández para de golpear a Castillo, le pide a su compañera que use su pistola paralizante. El video muestra que ella saca el arma pero no la utiliza; en vez, se escucha que ella pide asistencia.

Cuando llegan dos agentes adicionales y le ponen las esposas al hombre, Hernández le grita a Castillo, utilizando dos palabras soeces: “Me agarraste la mano, por eso te golpeé”. Entonces Castillo niega haber agarrado la mano de Hernández.

Hernández también le dice a los dos agentes que llegan tras la golpiza que el hombre le agarró la mano, pero el video no muestra ese acto. Cuando un vecino se queja y le dice a los agentes que el hombre esposado “es el tipo más amable”, Hernández le grita al vecino, con otra palabra soez: “El me atacó…. Métase adentro”.

El LAPD dijo que la agente compañera involucrada en el incidente ha sido asignada a trabajo administrativo durante la investigación.

PRESENTA DEMANDA

La agencia noticiosa City News Service reportó el lunes que una oficina de abogados presentó la demanda a nombre de Castillo, a quien el documento legal identifica como residente de Boyle Heights de toda la vida.

Según la demanda presentada en un tribunal federal, Castillo ha vivido prácticamente toda su vida en la misma cuadra 2400 de la calle Houston y fue criado en una casa cercana a la iglesia donde se alega fue atacado.

En la demanda, los abogados argumentan que los agentes del LAPD estaban bajo la impresión de que Castillo había entrado ilegalmente al lote baldío junto al lugar donde alegadamente fue atacado por un agente mientras otra agente miraba sin intervenir. La demanda dice que Castillo pasó la noche detenido en una celda de la estación policíaca Hollenbeck, sin razón legal.

La demanda además alega que el dueño del lote baldío, que a veces era utilizado como estacionamiento de la iglesia, estaba al tanto de la presencia de Castillo y nunca le pidió que abandonara el lugar. (El hombre que se escucha en la llamada al 911, no obstante, dijo que se quejó en más de una ocasión sobre su presencia en su propiedad.) De la misma manera, la demanda argumenta que los miembros de la iglesia que estacionaban sus autos en el lote nunca le pidieron al demandante que abandonara la propiedad.

“Como miembro de la comunidad de Boyle Heights, el demandante y su perro, Mamas, son bien conocidos en el vecindario, que lo ha aceptado [a él] como uno de los suyos”, dice la demanda.

Castillo fue golpeado por el agente no identificado “en el rostro, cabeza y cuerpo”, mientras la otra agente estaba a su lado, alega la demanda. Durante el intercambio, alega la demanda, el agente que golpeaba a Castillo lo escupió en la cara “intencionalmente y a propósito”.

“Durante la duración del incidente, el demandante estaba aterrorizado por su vida y estaba experimentando dolor y sufrimiento sustancial”, según la demanda. Castillo, que no recibió heridas significativas y quien rehusó tratamiento médico, fue esposado y llevado a la estación Hollenbeck donde pasó la noche en una celda.

Un portavoz de la oficina del procurador de la ciudad no quiso comentar sobre la demanda, fuera de confirmar que sería revisada. Un portavoz de LAPD le dijo a CNS que la agencia no comenta sobre litigios pendientes.

REACCIÓN Y PROTESTA

El alegado ataque capturado en video ha provocado reacciones airadas de líderes de los derechos civiles y activistas de a pie que piden que el LAPD despida a Hernández y que la Procuraduría de Distrito encause criminalmente al agente, cuya conducta fue validada en los tres tiroteos en los que participó.

El lunes, algunos protestantes que se reunieron frente a la oficina de la procuradora de distrito Jackie Lacey dijeron que existía evidencia suficiente en el video para encausar a Hernández. El Los Angeles Times reportó que Lacey dijo que su oficina esperaría a que el LAPD concluyese su investigación antes de decidir qué curso tomar.

La manera en que Lacey decida proseguir podría afectar sus posibilidades de ser reelecta en una segunda vuelta electoral en noviembre. Su contendiente, el exprocurador de San Francisco George Gascón, ha dicho que el agente debe ser acusado de ataque (assault).

El grupo de Boyle Heights Centro CSO, que ha iniciado una petición en línea para que el LAPD despida a Hernández, anunció que llevará a cabo una protesta el viernes por la tarde frente a la estación Hollenbeck. Una protesta similar se llevó a cabo el viernes en la misma comisaría de Boyle Heights.


NUESTRA MISIÓN DE MANTENER INFORMADA A LA COMUNIDAD DEL ESTE ES AÚN MÁS VITAL DURANTE ESTA EMERGENCIA. SU DONACIÓN NOS AYUDARÍA A CONTINUAR ESA MISIÓN.





Pulse arriba para hacer una donación por tarjeta de crédito/débito o PayPal, o aquí para enviar una donación por cheque.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.