Esta página también disponible en: English

La policía dijo que investiga a un oficial por una alegada golpiza a un sospechoso desarmado durante un arresto la semana pasada en Boyle Heights, una vez un video del incidente fue publicado en redes sociales el lunes.

El video, publicado en la cuenta de Twitter del usuario David Mash, muestra al sospechoso siendo detenido frente a una cerca por dos oficiales del departamento de policía de Los Ángeles (LAPD). Tras un breve altercado verbal, el video muestra a uno de los oficiales propinar repetidos golpes de puño al sospechoso.

Tras el altercado, el video muestra un carro de LAPD llegar a la escena. Dos otros oficiales se bajan del carro y ayudan a ponerle esposas al sospechoso.

View this post on Instagram

SUCKER PUNCH PIG (PART 2)

A post shared by LOW LIFE TV 📺 (@str8totheneck) on

Una declaración divulgada por el LAPD indica que el incidente ocurrió el 27 de abril cuando dos oficiales asignados a la división Hollenbeck respondieron a una llamada por radio sobre un sospechoso de entrada sin autorización (trespassing) en la cuadra 2400 de la calle Houston Street.

“En esa locación los dos oficiales hicieron contacto con un sospechoso de entrada sin autorización y lo dirigieron a abandonar la propiedad privada”, lee la declaración. “Durante el curso de la investigación un altercado físico ocurrió entre el sospechoso y uno de los oficiales, con el resultado de que el oficial recibió heridas menores en la mano. El sospechoso tenía abrasiones [marcas de heridas] en la cabeza y cara, pero rehusó tratamiento médico”.

Una revisión del video muestra que el incidente ocurrió frente a la Iglesia del Dios de la Profecía, localizada en 3466 Houston Street,  cerca de la calle North Fickett Street. El Pulso de Boyle Heights no ha podido verificar la identidad de un hombre que alega en una publicación de Facebook ser el sospechoso golpeado en el video.

La declaración prosigue explicando que un supervisor llegó a la escena para iniciar una investigación preliminar sobre uso de fuerza y pudo revisar el video, provisto por un miembro de la comunidad. Tras revisar el video tomado por un teléfono celular y la propia cámara corporal del oficial, el supervisor notificó al oficial comandante y entonces “investigadores de la división de asuntos internos respondieron para realizar una investigación sobre un queja del personal”.

Tras ser llevado a la estación Hollenbeck, el sospechoso fue puesto en libertad mientras la investigación sigue su curso, y el oficial fue reasignado a trabajar en casa. La declaración de LAPD dice que siguiendo instrucciones del jefe de la policía, el oficial que no ha sido identificado será investigado por la “Force Investigation Division” del departamento.

En la tarde del martes, el mismo jefe de LAPD Michel Moore emitió su propia declaración, en respuesta a los múltiples comentarios sobre el incidente publicados en las redes sociales. Aunque no menciona el incidente de Boyle Heights en específico, la declaración lee en parte que “Mi intención es… hacer que los individuos respondan por comportamiento que es inconsistente con los altos estándares [del LAPD]”.


NUESTRA MISIÓN DE MANTENER INFORMADA A LA COMUNIDAD DEL ESTE ES AÚN MÁS VITAL DURANTE ESTA EMERGENCIA. SU DONACIÓN NOS AYUDARÍA A CONTINUAR ESA MISIÓN.





Pulse arriba para hacer una donación por tarjeta de crédito/débito o PayPal, o aquí para enviar una donación por cheque.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.