Esta página también disponible en: English

Trabajo en un centro de llamadas dirigido por jóvenes que está por cambiar el ámbito político. Al mando de este centro telefónico en Los Ángeles hay gente como yo que quiere que nuestras voces sean escuchadas en estas elecciones. Estamos trabajando arduamente para comunicarnos con la gente joven –por teléfono o texto–. Nuestra meta es alcanzar y movilizar a 52,000 jóvenes en el Condado de Los Ángeles y a 100,00 por todo el estado para que participen en los comicios de “mitad de término” de noviembre próximo.

Para ser honesta, diría que este no es el tipo de trabajo que imaginé hacer cuando era más joven. Cuando crecía en Los Ángeles, mi familia era apolítica. Mi mamá no podía votar por su estado migratorio, así es que no estábamos al día con la política. Aun entonces, yo entendía que las cosas estaban mal en el mundo, especialmente cuando el alza en el costo de alquiler de vivienda en nuestro vecindario del Este de Los Ángeles comenzó a desplazar a sus residentes.

Las cosas cambiaron cuando me conecté con organizaciones juveniles que luchan por la justicia social en Los Ángeles. Una persona conocida me habló sobre United Students e Inner City Struggle, y comencé a involucrarme. Estas organizaciones me enseñaron sobre los temas, los términos para las cosas que había experimentado (como aburguesamiento o “gentrificación” y racismo ambiental), el valor de la participación política y cómo organizar. Me asombró estar involucrada en su trabajo y tener algo de poder para hacer más justo el mundo.

Siempre quise tener un empleo en donde pudiera hacer una diferencia, así es que me emocionó comenzar a trabajar para Power California como organizadora juvenil. Power California es una organización sin fines de lucro que está unificando a personas jóvenes para que voten y usen sus voces, especialmente la gente joven de color que no está bien representada en el proceso político.

Hace algunas semanas, Power California divulgó los resultados de una encuesta enfocada en jóvenes de California como yo. La mayoría de los participantes había boicoteado a una compañía en el último año por motivos políticos. Casi todo el mundo había tenido una discusión sobre política con parientes o amigos en el último año, y cerca de la mitad se identificaba con grandes movimientos sociales, como Black Lives Matter, equidad LGBTQ y los Dreamers. Más que nada, la gente joven estaba ansiosa por votar. De hecho, el 91 porciento dijo que votar era importante.

Puede que esto le sorprenda, puesto que la participación electoral entre los jóvenes es usualmente bastante baja –el 16 porciento de los votantes de 18 a 24 años de edad participó en la primaria de junio– pero eso no me sorprendió a mí. Después de cientos de llamadas, supe cuál era el secreto: la gente joven no vota porque no se le pide que lo haga.

Cuando hablo con gente joven, tiene muchas opiniones sobre lo que su comunidad necesita. La gente joven se siente apasionada en torno a cómo el gobierno trabaja a favor de las familias, escuelas y comunidades, y quiere hacer del mundo un mejor lugar. Simplemente no saben cómo. Nuestro éxito en Power California demuestra por qué debemos invertir tiempo y recursos en hablar con gente joven sobre por qué es importante votar, y darle detalles sobre cómo hacerlo. Llama, textea, toca en las puertas y asegúrate de que la gente sabe que hay unas elecciones.

Estoy emocionada de ver cómo muchos de mis compañeros de edad hacen sentir sus voces el día de las elecciones. Mi historia da fe de que cuando una organización invierte en la gente joven, ella se involucra más en la política. Es por eso que es importante que las campañas, el gobierno y las organizaciones como la mía salgan a la calle y le hablen a la gente joven sobre los temas que le interesan –vivienda, inmigración, el ambiente y la justicia racial–.

Así que, mi consejo para las campañas locales y estatales, es que pasen más tiempo con los jóvenes votantes. Mis llamadas me indican cuánto es que a la gente le importa el mundo a nuestro alrededor. Tus llamadas también lo harán.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.