Patinadores dan la bienvenida al nuevo parque de patinaje en Hazard Park. Foto de Eddie Rubalcava.
Patinadores dan la bienvenida al nuevo parque de patinaje en Hazard Park. Foto de Eddie Rubalcava.

Más de 500 miembros de la comunidad se congregaron el jueves por la noche con motivo de la inauguración oficial de Diamond Supply Company Public Skate Plaza en Hazard Park.

El centro para hacer skate de última tecnología por un valor de $320.000 dólares, cuenta con 10.000 pies cuadrados y tres áreas principales: una plaza multinivel, una sección central y una sección de transición/final.

Francisco Martínez y su amigo Ricardo Ruiz, ambos de 15 años que asisten a la Escuela Preparatoria de Artes Mediáticas, sienten mucho entusiasmo por tener un nuevo centro para andar en skate en el vecindario.

Martínez, que anteriormente andaba en skate frente al Wellness Center o sobre la acera, dice que no siempre es fácil encontrar un lugar donde poder practicar este deporte.

“Es muy fácil meterse en problemas por andar en skate in público”, dice. “A las personas no les gusta que andemos en skate frente a sus casas”.

El centro de skate cuenta con escaleras, rampas y carriles, los que se pueden ver en la calle y en la práctica profesional de skate.

El proyecto fue financiado mediante fondos en colaboración de Street League Foundation del patinador profesional Rob Dyrdek, The California Endowment y una donación de Nick Diamond y su empresa Diamond Supply Co., una marca de skates con sede en Los Angeles.

Ricardo Ruiz, de 15 años, cree que es una gran adición a la comunidad y dice ayudará a evitar que los patinadores anden en skate por propiedades privadas.

Tanto Martínez como Ruiz asistieron a la inauguración oficial en la que recibieron mercadería gratis de Diamond Co. Supply y conocieron a patinadores profesionales.

“Fue realmente muy divertido”, dice Ruiz.   Ambos muchachos dicen que piensan usar este centro con mucha frecuencia.

El centro de skate, construido por California Skate Parks, fue diseñado en colaboración creativa por Drydek y Diamond, ambos patinadores que dicen sentir un gran orgullo al diseñar centros especialmente pensados para el disfrute de los patinadores.

Es el octavo centro de skate que Drydek realiza en Los Angeles y el segundo en Boyle Heights. El primero se inauguró en 2009 en Hollenbeck Park.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.