Catalina Castro, 46, 3 children one granddaughter---“I lost my mom when I was 9. I started to work at age 10 and I really missed her. What little I have of her is that I feel she would have liked to see the kind of mother I am with my own children.”

En la víspera del Día de la Madre, un grupo de madres de la escuela Murchison Street en Ramona Gardens nos hablaron   sobre lo que significa ser una madre. Algunas de ellos son mujeres jóvenes con niños casi entrando a la universidad, como también en la escuela primaria. Otras ya han visto crecer a sus hijos y ahora están criando a sus nietos.

La mayoría de ellas coinciden en lo maravilloso que es tener hijos, y aunque cada una ha tenido una experiencia diferente con sus propias madres, todas admiten ellos que la relación ha sido crucial en la forma en que tratan a sus hijos. Las mujeres también hablaron a Pulso de Boyle Heights sobre cómo la maternidad ha impactado sus vidas y los sueños que tienen para sus hijos.

Wendy Aguayo, 37, 4 hijos

“Yo veo que mis hijos me tienen admiración, que idealizan lo que yo hago y eso lo respeto mucho. Ellos quieren seguir mis pasos y eso me hace sentir muy bien; ellos quieren ir a la universidad, ellos ven que yo trabajo, que me involucro con la comunidad y ellos están haciendo lo mismo”
 

Rosario Morán, 51, 6 hijos, una nieta

“Mi mamá nos enseñó a ser hijas independientes, a ser responsable. Cómo criar, cómo dar amor En ese tiempo ella no tenía tiempo para darme un abrazo, pero yo sabía que con una sonrisa que ella me daba, ella me demostraba el amor que me tenía. A mis hijos, cuando nos miramos desde lejos, ellos saben que les estoy expresando cuánto los quiero”.
 

Catalina Castro, 46, 3 hijos, una nieta

“A la edad de 9 años me quedé sin mi mamá. Empecé a trabajar desde la edad de 10 años y yo extrañé mucho a mi mamá. Lo poco que tengo de ella es que a ella le hubiera gustado la clase de mamá que soy con mis hijos.”
 

Matilde Jiménez, 45, 5 hijos, un nieto

“Mi mamá fue muy estricta con nosotros y como nos cuidó ella, no quiero hacerlo con mis hijos. Quiero tratarlos bien, contrario a como lo hizo mi mama. No los quiero ver como a mí cuando crecí.”
 

Rosario Rodríguez, 39, 3 hijos

“Yo no viví con mi madre. Lo que mi mamá no me dio a mí, quise dar a mis hijas: ropa, a veces no había comida. Quiero darles amor. Tu hijos son lo número uno para ti, como madre”.

“Mi sueño es que mis hijos estudien y vayan a la universidad, que tengan una carrera, lo que yo no tuve, que se superen y que no se queden dónde están, que sigan adelante porque Dios está al frente de ellos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.