Esta página también disponible en: English

_MG_3981

Foto por Art Torres

 

Cuando Lizette Pérez comenzó a correr a los 13 años, su principal motivación era tener un tiempo lejos de sus hermanos y poder aclarar su mente.  Ahora, 16 años más tarde, Pérez continúa corriendo pero por otros motivos. Se la puede encontrar todos los miércoles de noche en la calle First de Boyle Heights junto con otros 80 corredores que esperan con entusiasmo comenzar su recorrida habitual.

Pérez es parte del grupo llamado Boyle Heights Bridge Runners cuyos miembros corren juntos tres o más millas por semana recorriendo los puentes en las calles 1st y 4th y otras zonas de Boyle Heights. “Compartimos nuestras ideas y las cosas que pasan en nuestra zona”, dice Pérez. “Es hermoso ayudar a reunir a la gente”.

Correr por la comunidad

Los clubes de corredores, como el Bridge Runners, ofrecen a sus miembros una manera de interactuar con la comunidad. Muchos residentes de Boyle Heights tienen dificultades con temas de salud, como la obesidad, pero este equipo de corredores ayuda a fomentar una manera social de hacer ejercicio. Correr puede mejorar la salud, evitar las enfermedades, reducir el estrés e incluso aumentar la autoconfianza.

David Gómez, de 45 años y residente de Boyle Heights, fundó el grupo Boyle Heights Bridge Runners en el año 2013 con la idea de que los miembros de la comunidad se acercaran de una manera social y activa. Gómez pertenecía a un club de corredores en Pasadena y se preguntó por qué solo los vecindarios acomodados tenían este tipo de clubes.

“Es una forma de acercarnos en nuestra comunidad, porque todos los corredores provienen de diferentes situaciones de vida”, dice Gómez. “Hay mecánicos, maestros, artistas, activistas; no importa. Todos nos reunimos aquí, todos vivimos en esta zona y a todos nos gusta correr”.

Cuando el grupo Bridge Runners comenzó en agosto de 2013 tenía solamente entre seis y diez corredores. En agosto celebró su primer aniversario y ahora participan más de 100 corredores. Se reúnen a las 7:45 p.m. todos los miércoles frente a la tienda Espacio 1839 y comienzan a correr a las 8 p.m.

Gómez dice que muchas personas le han dicho que nunca habían pensado en ser parte de un grupo de corredores y que consideran su participación principalmente como manera de fortalecer los lazos con la comunidad.

Mark J. Springett, consultor certificado de psicología deportiva en Los Angeles, dice que correr con personas afines es beneficioso y ayuda a aumentar la motivación. Springett dice que para correr solo se necesita más disciplina, pero cuando “se corre en equipo, uno recibe la energía del grupo.

Si bien algunas personas son más competitivas que otras, dice Gómez, “les decimos que se trata más de reunirnos, conocer a otras personas y correr como comunidad, y no de ser el primero en terminar el recorrido”.

Este año Pérez decidió correr el Maratón de Los Angeles, en marzo pasado, con tan solo dos semanas de anticipación después de que los demás corredores le aconsejaran hacerlo. Al principio no estaba segura de correr la maratón sin haber entrenado adecuadamente.

Si bien hace más de 15 años que corre, esta era su primera maratón. Dice que no lo habría hecho si no fuera por sus compañeros de Boyle Heights Bridge Runners. “Conocían mi potencial mejor que yo”, dice.

Pérez finalizó la maratón en 3 horas y 59 minutos. Quedó muy sorprendida de que incluso sin entrenamiento, llegó a la meta con personas que parecían atletas muy profesionales.

Correr por la salud

Además de ofrecer la oportunidad de interactuar con la comunidad, correr también ofrece muchos beneficios para la salud. Según un estudio reciente publicado en el Journal of American College of Cardiology, correr puede añadir unos tres años más a la vida de una persona. Correr también ayuda a mantener un peso sano, quemar calorías, desarrollar huesos fuertes y mejorar el sistema cardiovascular. Incluso correr tan solo 10 minutos al día puede ayudar a evitar la muerte por enfermedades cardiovasculares, según el estudio.

Elisa García, residente de South Pasadena que trabaja en Espacio 1839, es la cofundadora y líder del grupo Boyle Heights Bridge Runners. Dice que su motivación para correr es mantenerse saludable a medida que pasan los años y que correr es algo que todos pueden hacer.

“Correr es realmente una manera muy económica de mantenerse en forma”, dice García. “Solo necesitamos los tenis y estamos listos para salir”.

Como líder, García se asegura de que nadie quede rezagado durante la corrida y de que todos se mantengan seguros. García cree que correr por la noche en grupo es más seguro que correr solo.

“Automáticamente uno es más visible para el resto de las personas en la calle en caso de que pase algo”, señala García. “Tenemos otras personas en quien apoyarnos”.

Este años varios corredores de Boyle Heights Bridge Runners participaron en el Maratón de Los Angeles y algunos corrieron como equipo la carrera de 5 kilómetros de Boyle Heights en el mes de octubre. Algunos miembros se están planteando metas más elevadas.

“Me gustaría ver a los BH Bridge Runners correr el Maratón de Boston o el Maratón de Los Angeles. En general, me gustaría ver que hay personas representando a Boyle Heights en todo el mundo, en todos los lugares donde corran”, dice Gómez.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.