Chris Campos on the field as a middle line backer for Roosevelt High School. Photo by Art Tores

Chris Campos en el campo representando a la escuela Roosevelt. Foto de Art Torres
Chris Campos en el campo representando a la escuela Roosevelt. Foto de Art Torres
La trayectoria familiar en el equipo de fútbol de la Escuela Preparatoria Roosevelt ha logrado que Chris Campos vuelva a Boyle Heights, donde se enfrentará este viernes a la Escuela Preparatoria Garfield en el clásico del Este de Los Angeles.

El estudiante de 17 años en el 12 º grado es defensa de línea de medio campo y debe su trayectoria a las tres generaciones de Rough Riders, comenzando en la década de 1930 con su abuelo, Gilbert Aguilar y continuando con su padre, Art Campos, de 1979-82. Chris Campos comenzó su carrera en la escuela preparatoria de Bishop Amat Memorial en La Puente, California, donde jugó para los Lancers.

“Me divertí mucho, era una gran estrella y gané un gran respeto”, dice Campos.

Pero cuando despidieron a Art Campos de su trabajo, a la familia le resultó demasiado difícil continuar pagando la alta matrícula de la escuela católica.

Cuando pasó al 10 º grado, Chris Campos se cambió a la preparatoria Roosevelt. Dice que recibió inspiración de su abuelo, quien le hablaba cuando era niño de jugar contra el rival de la preparatoria, los Bulldogs, en el famoso “clásico”.”Quería continuar con esta trayectoria y jugar el clásico del Este de Los Angeles”, dice Chris Campos.

Cuando los Campos se reunieron con Javier Cid, el entrenador principal de fútbol de Roosevelt, Chris ya deseaba jugar en Roosevelt pero la reunión con Cid confirmó la decisión tanto de Chris como de su padre.

“[El entrenador Cid] es una de las razones más grandes por lo cual me gusta que esté aquí. Cuida a mi hijo y cuando va con él, sé que no tengo nada de qué preocuparme. Es un gran mentor”, dice Art Campos.

Como los Campos, Cid tampoco es un desconocido para la preparatoria Roosevelt. Jugó al fútbol para la preparatoria en la década de 1980, se graduó en 1984 y hace ocho años se convirtió en el entrenador principal del equipo de fútbol y luego alcanzó el puesto de director atlético, cargos que mantiene hasta la fecha.

También es muy consciente de la trayectoria de los Campos en el fútbol.”El nombre Campos es una tradición y todos son conocidos como sólidos jugadores de fútbol que le han dado mucho a esta escuela”, señala Cid.

Cid ha conocido a varios de los jugadores Campos a lo largo de los años, ya sea por haber jugado con ellos, por verlos jugar antes de llegar a la escuela o por ser su entrenador.

El legado Campos extiende más allá de su familia inmediata. Gilbert Aguilar comenzó la tradición, seguido por Art Campos y sus dos hermanos mayores, Octavio y Mario Campos, quien también jugaron en Roosevelt. Luego está la línea de los primos: Mario Campos Jr., Joseph Martinez III (actualmente en el equipo de la escuela), y Adán Martínez (actualmente en el equipo junior varsity) – y un número de otros parientes que han representado el rojo y el oro.

Arturo Campos (derecha) verá su hijo, Chris Campos, jugar en el Classico de el Este de Los Angeles el viernes. Foto por Art Torres
“Diría que la trayectoria de los Campos es probablemente la más grande de la escuela, tanto en cantidad como en el nivel de contribución, y casi todos ellos llevaron el número 30 en sus camisetas”, dice Cid. Cid comparó a Chris Campos con el legendario defensa de línea de los Chicago Bears, Dick Butkus, por su juego agresivo y liderazgo en la cancha.

“Es uno de los líderes del equipo. Lidera con la manera en que juega. Es muy impetuoso y vehemente, a veces demasiado impetuoso”, dice Cid.

También dijo que tiene que controlar las riendas de Campos de vez en cuando porque se entusiasma demasiado en los partidos. Aunque prefiere tener un jugador así en vez de otro que haya que incentivar a que sea más agresivo.

Chris dijo que la disciplina necesaria para destacarse en el aspecto académico le ayuda en la cancha cuando la estructura defensiva puede ser complicada.

“Para jugar como defensa de línea de medio campo hay que ser inteligente. Me esfuerzo mucho en clase y eso me hace un mejor jugador de fútbol. Puedo interpretar el pase y la maniobra. Implica pensar mucho”, dice Chris Campos.

Su juego agresivo no ha pasado desapercibido.

Chris Campos ha recibido cartas expresando interés en sus habilidades futbolísticas de varias universidades, entre ellas Missouri Valley College, University of Minnesota, Crookston, California State University, San Diego y New Mexico State University.

La University of California, Los Angeles invitó recientemente a Chris Campos a realizar un recorrido del recinto universitario de Westwood y también tuvo contacto con personal de University of Washington, el rival de UCLA en el PAC 12.

Pero para Chris Campos lo importante es el aquí y ahora. El viernes 1 º de noviembre, cuando se presente en el Estadio Weingart de East Los Angeles College para jugar el partido contra Garfield, éste será su tercer y último clásico.

“Recuerdo que le dije a mi padre que quería seguir sus pasos y jugar en el Clásico del Este de Los Angeles”, dice Chris Campos. “Ese siempre fue mi sueño”.
Espera poder compensar por la derrota del año pasado contra los Bulldogs y lograr la 41a victoria para los Rough Riders en la serie.

Roosevelt tiene una ventaja de 40-34-6 contra sus rivales del Este de Los Angeles en un partido que supuestamente atrae a la mayor cantidad de espectadores al oeste del Mississippi que acuden a ver un partido de la preparatoria.

Este partido se juega todos los años desde 1925, con la excepción del período de 1939 a 1948.

Las escuelas preparatorias Roosevelt y Garfield se darán cita en el Clásico del Este de Los Angeles este viernes 1 º de noviembre a las 7:30 p.m. en el Estadio Weingart en East Los Angeles College.

Gus Ugalde

Gus Ugalde is a print journalist and Boyle Heights native. He is a graduate of both Salesian High School and East Los Angeles College. With writing as his passion, he has had over 500 stories published...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.