Esta página también disponible en: English

Por LAist

La tasa de casos de COVID-19 en el condado de L.A. continúa en descenso, y los datos divulgados hoy demuestran que la cifra es ya lo suficientemente baja para que el condado califique para el menos restrictivo nivel rojo en el sistema de monitoreo del estado. 

Eso permitiría que más negocios reabran y que el comer dentro de los restaurantes se vuelva a permitir.

Pero cuando el condado pueda abandonar el nivel púrpura más restrictivo depende de cuán pronto el estado pueda alcanzar su meta de dos millones de dosis de vacuna administradas en las comunidades más afectadas por el virus.

La directora de Salud Pública del condado Bárbara Ferrer le dijo hoy a los supervisores que ella piensa que el estado llegará a esa menta dentro de los próximos días. Eso significa que el condado de L.A. podría estar en el nivel rojo para el fin de semana:

“Nuestro entender es que a las 48 horas de que el estado anuncie que el nivel de vacunación se ha alcanzado, el condado de L.A. y todos aquellos condados con las tasa de nuevos casos necesarias, se moverán al nivel rojo”. 

Pero esta no sería la primera reapertura, y Ferrér dijo que la precaución es urgente:

“Hemos estado aquí antes. Hemos estado aquí con aperturas, hemos visto lo que sucede durante los feriados si no nos cuidamos. Trato de pensar en que tenemos que mantener a todo el mundo vivo ahora para que se pueda vacunar y permanecer vivo”.

Los condados en el nivel rojo pueden permitir que se vuelva a comer dentro de restaurantes y que los cines y museos reabran al 25% de su capacidad. Las escuelas también podrían permitir la enseñanza presencial en las escuelas intermedias y secundarias (preparatorias). 

No obstante, todavía no se sabe con exactitud cuando el condado permitirá esas reaperturas. 

Esto es lo que cambiaría si/cuando el condado de LA entre al nivel rojo:

  • Las ventas al detal en interiores se permitirían al 50 % de capacidad (el máximo ahora es 25%, en el nivel púrpura)
  • Los museos, zoos y acuarios podrían abrir sus espacios a 25% de capacidad 
  • A los cines se les permitirá reabrir sus asientos interiores a un 25% de capacidad
  • Los hoteles podrían abrir sus centros de entrenamiento (a la capacidad del 10%)
  • Los gimnasios, centros de entrenamiento e instalaciones para escalar podrían abrir sus servicios al interior a una capacidad del 10% 
  • Los restaurantes pueden pueden recibir clientes en el interior a un 25% de capacidad

— MEGAN NGUYEN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.