Hace poco tiempo, Grand Performances reunió artistas, músicos y residentes de Boyle Heights como forma de rendir homenaje a la pintoresca historia de Phillips Music Company.

La tienda de Boyle Heights, fundada en la década de 1930, era un lugar especial para reunirse. Allí se entrelazaban la cultura judía, japonesa y mexicana, mientras las personas intercambiaban ideas e inspiración. Era un lugar donde los músicos y las demás personas podían reunirse, explorar tradiciones culturales e invitar lenguajes musicales.

La tienda Phillips jugó un papel muy especial e importante en la historia de Boyle Heights. Este legado se refleja en las bandas locales, como Hollín, East L.A. Taiko, y La Santa Cecilia.

Los periodistas Cinthia Gonzáles y Alejandro Rojas del Pulso de Boyle Heights, junto con los fotógrafos del periódico Jonathan Olivares y Rosa Solache, informaron sobre los eventos del concierto realizado en homenaje de esa época y de ese lugar tan especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.