Students walk past recently constructed facilities at Roosevelt High School in Boyle Heights. Photo by Sophia Romero

Cada mañana de lunes a viernes, unos 2000 adolescentes de Boyle Heights se levantan temprano y se preparan para su día en la preparatoria Roosevelt High School. A medida que se acercan al campus en estos días, muchos de ellos a pie, son testigos de cómo la nueva infraestructura está cambiando su campus de casi 100 años. Oyen los sonidos de clavos perforando acero y de zapatos de trabajadores de la construcción caminando sobre la tierra. 

Durante los últimos años, la nueva normalidad para los estudiantes de Roosevelt ha sido ir a una escuela que está en construcción. Un proyecto de modernización de varios millones de dólares está destinado a ayudar a que la preparatoria de Boyle Heights esté a la altura de las escuelas más nuevas del distrito.

Proyecto de construcción en curso en Roosevelt High School en Boyle Heights. Foto de Sofía Romero

Los estudiantes, exalumnos y funcionarios escolares creen que la restauración es beneficiosa para los jóvenes que asisten actualmente, pero algunos miembros de la comunidad se opusieron a la idea desde el principio, por temor a que desgarrara la historia única y significativa de la escuela. Algunas de las estructuras de Roosevelt, como el edificio de aulas R, fueron el sitio de protestas y otras acciones durante las importantes protestas de 1968 conocidas como Eastside Walkouts.

Ya sea que la gente esté o no a favor de la renovación, la reconstrucción de la escuela está en curso y se espera que esté terminada para la primavera de 2023.

En 2018, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles presupuestó un proyecto de $173 millones para reconstruir Roosevelt. El “proyecto de modernización integral”, como lo llama el distrito escolar, fue presupuestado el año pasado en $190 millones. Además, el distrito escolar ha asignado $26 millones adicionales para mejorar las instalaciones deportivas exteriores.

Foto de Sofía Romero

Como parte del proyecto de LAUSD, las estructuras más antiguas, como el edificio R, debían demolerse.

“Las aulas estaban anticuadas, eran pequeñas”, dijo Ben Gertner, el director de Roosevelt. “Había muchos problemas con el aire acondicionado y [la] plomería, todo tipo de problemas en el edificio. El gimnasio era pequeño, estaba oscuro”.

En lugar de las estructuras demolidas, el distrito agregaría un nuevo edificio administrativo, una clínica de bienestar, edificios de aulas y un centro de artes escénicas.

Gertner dijo que algunos de los edificios antiguos eran potencialmente peligrosos para los estudiantes. Dijo que debido a limitaciones financieras y sísmicas, la estructura del antiguo edificio R, amado por los ex alumnos, no se pudo salvar.

Las estructuras antiguas se demolieron en 2018 y en el otoño se inauguró un nuevo gimnasio y un nuevo edificio de aulas R. Entre las instalaciones actualmente en construcción, el auditorio/centro de artes escénicas servirá como una nueva entrada a la escuela desde la calle Cuarta.

Muchas personas en la comunidad de Roosevelt estaban a favor de la renovación, especialmente los estudiantes actuales y anteriores.

“Oh, creo que es algo asombroso”, dijo Sandra Quintero, quien se graduó de Roosevelt en 1987. “Tomó demasiado tiempo modernizarse”.

El director, Gertner, agregó que tener mejores instalaciones brinda un renovado sentido de orgullo a quienes caminan por los pasillos de Roosevelt.

“Simplemente estar en un ambiente agradable te hace sentir más cómodo”, dijo. “Y pienso más en un sentido de orgullo, como si fueras valorado… Creo que ayuda a que todos se sientan más positivos”.

Agregó que tener nueva tecnología y aulas mejoraría en general el estado de ánimo de las personas y aumentaría la capacidad de aprendizaje de los estudiantes.

Estudiantes caminan cerca de las instalaciones construidas recientemente en la Escuela Secundaria Roosevelt en Boyle Heights. Foto de Sofía Romero




Estudiantes en el nuevo gimnasio de la Escuela Secundaria Roosevelt en Boyle Heights. Foto por Jackie Ramírez

Alguna oposición comunitaria

Aún así, muchas personas en la comunidad inicialmente estaban en contra de la renovación propuesta por LAUSD. Se formó un grupo llamado Comité para Defender a Roosevelt y trató de evitar que siguiera adelante.

Vivian Escalante, exalumna de Roosevelt de la promoción de 1972, formó parte de este comité.

“Cuando fuimos de puerta en puerta, las personas que apoyaron el proyecto no tenían idea de que iba a ser una demolición de los edificios históricos originales… eso fue realmente impactante para muchas, muchas personas”, dijo.

En 2018, el comité demandó a LAUSD e intentó negociar un nuevo plan para preservar los edificios más antiguos. El distrito llegó a un acuerdo con el Comité para la Defensa de Roosevelt, comprometiéndose a gastar alrededor de $1 millón para preservar la entrada y las escaleras que conducían al edificio R. Esas piezas eventualmente formarían parte de un monumento en el patio de la escuela.

“Queremos construirlo”, dijo Escalante, “y será un diseño

que representará cómo se veía el diseño original. Para que todos puedan ver cuán grandioso y hermoso era ese edificio histórico”.

Escalante dijo que no pudieron salvar tantos elementos originales como querían.

“Hay muchos artefactos que LAUSD guardó, teníamos una lista más larga, pero ya sabes, nos dieron lo que podíamos conseguir”.

Aún así, Escalante teme que los estudiantes que asisten a Roosevelt durante y después de la modernización no establezcan una conexión con la historia de la escuela.

Antes de la demolición, los profesores de historia llevaban a sus alumnos por el edificio R. Los maestros les mostrarían los lugares donde se realizaron las huelgas de 1968.

“Podían imaginarlo porque todo era representativo: el aroma, la estructura, las escaleras”, dijo Escalante. “Y hoy, no vas a poder tener eso”.

 
Frente del nuevo gimnasio de la Escuela Secundaria Roosevelt en Boyle Heights. Foto por Jackie Ramírez

Have a Boyle Heights or East LA event? Post it on our free community calendar. Just click here and fill out the online form.


Sophia Romero

Sophia Romero is a junior at MSTMA at Roosevelt High School. She enjoys listening to music, playing sports, and reading. She hopes to attend Barnard College and major in Film.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.