Esta página también disponible en: English

[portfolio_slideshow id=8888]

Claudia Camacho-Torres y su familia visitaron a su padre fallecido, Alfredo Camacho, en Evergreen Cemetery para celebrar su vida. Fotos de Art Torres.  

El 2 de noviembre, Claudia Camacho-Torres, residente de Boyle Heights, y su familia compartirán recuerdos de sus seres queridos fallecidos mientras disfrutan de tamales, pan dulce y champurrado en Evergreen Cemetery.

Es una tradición que Camacho-Torres recuerda desde su tierna infancia en Guadalajara, México.

“Solíamos ir a la celebración, llevar una olla de comida y rendir nuestro homenaje”, dice Camacho-Torres. “Rezábamos el rosario en el altar de las casas de las personas”.

Luego de mudarse a Boyle Heights a los 7 años de edad, Camacho-Torres dice que su familia continúa honrando la memoria de los fallecidos en el Día de los Muertos mediante una ceremonia religiosa, un altar u ofrenda y una visita al cementerio.

Cuando su padre, Alfredo Camacho, falleció hace dos años de un repentino ataque al corazón, la familia quedó desolada. Pero Camacho-Torres dice que las tradiciones del Día de los Muertos han servido como “una manera de sanación”.

“El Día de los Muertos celebra la vida de los muertos… todo lo que lograron mientras vivían y los recuerdos que compartimos con ellos”, dice Camacho-Torres. “Cuanto más hablamos [de los fallecidos] es como una terapia y es una manera de estar con ellos espiritualmente y de pensar en los recuerdos que compartimos con ellos”.

En su hogar, la familia de Camacho creó un altar con velas, fotos, flores, la cruz del ataúd de su padre y su comida preferida, incluyendo pan dulce y tamales.

Este domingo, Camacho-Torres y unos 20 miembros de su familia pasarán varias horas en la tumba de su padre realizando un picnic y compartiendo un día haciendo catarsis.

Y de la misma manera que ella aprendió de pequeña a celebrar la vida de los fallecidos, Camacho dice que sus hijos, que hoy tienen veinte años, también se han acostumbrado a formar parte de esta tradición anual.

“Saben que es un día especial y entienden por qué y a quién estamos homenajeando”, dice Camacho-Torres. “Eso es muy importante para m픝.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.