Irene Pena speaks before USC class and garden volunteers at Proyeto Jardin. Photo by Antonio Mejías-Rentas

Un plan para un puesto de frutas y vegetales móvil, que llevará el exceso de productos de la huerta comunitaria de Proyecto Jardín al complejo de vivienda pública Ramona Gardens, está siendo desarrollado con la ayuda de un grupo pequeño de estudiantes de español de USC.

Los estudiantes, matriculados en el curso titulado “Comida, salud y el ambiente en el Los Ángeles latino, México y más allá”, ofreció asistencia técnica y consultoría a Proyecto Jardín este semestre. En su última reunión este lunes –realizada en la huerta comunitaria sobre la calle Bridge– los 17 estudiantes presentaron un plan de negocios, conceptos de mercadeo y dibujos de diseños para la bicicleta que deberá repartir las frutas y vegetales en Ramona Gardens en la primavera.

Una parcela de una voluntaria de Proyecto Jardín.

Irene Peña, directora de Proyecto Jardín, dijo que el concepto para el puesto móvil que se realiza con fondos de una beca de la campaña USC Good Neighbor se desarrolló como parte del programa Youth HEAL, que inició hace tres años. Desde su inicio, el programa que involucra a jóvenes del área en el cultivo comunitario ha intentado conseguir una manera práctica de distribuir el exceso en producción.

“Buscamos algo que fuera sostenible y que alcance a personas que no están precisamente al otro lado de la calle”, dijo Peña, que espera que el puesto móvil aumente el acceso a comida fresca en Ramona Gardens, un vecindario aislado conocido como un desierto alimentario que está aproximadamente a dos millas al norte de la huerta de Proyecto Jardín.

“Nuestra meta [en Proyecto Jardín] es tener una huerta en cada comunidad, pero eso va a tomar tiempo”, dijo Peña.

El vehículo especializado que usará energía humana para el puesto móvil Youth HEAL de Proyecto Jardín será construido por Re:Ciclos, un proyecto de la ong Bicyle Kitchen que usa partes recicladas para construir bicicletas que son usadas por grupos comunitarios.

Estudiantes observan una de las parcelas.

Como parte de la clase de USC, los estudiantes pudieron trabajar con algunos de los 40 jardineros voluntarios con parcelas en Proyecto Jardín.

“Pudieron aprender sobre el jardín, pudieron aprender sobre la gente, y pudieron hablar español”, dijo la profesora Sarah Portnoy, que enseña la clase de “Comida, salud y el ambiente”.

De acuerdo con el plan de negocios desarrollado por los estudiantes, el proyecto empleará a dos ciclistas para repartir las frutas y vegetales en Ramona Gardens. Una ruta segura para la entrega está siendo desarrollada.

Portnoy dijo que ella espera que algunos de sus estudiantes continuarán involucrados en el proyecto como voluntarios. Una nueva clase el próximo semestre, anticipó, estudiará aún más la logística de proveer una nueva fuente de alimentos para Ramona Gardens.

Foto arriba: Irene Pena se dirige a un grupo de estudiantes y voluntarios en una sesión en Proyecto Jardín este lunes. Fotos de Antonio Mejías-Rentas.

Antonio Mejías-Rentas

Antonio Mejías-Rentas is a Senior Editor at Boyle Heights Beat, where he mentors teenage journalists, manages the organization’s website and covers local issues. A veteran bilingual journalist, he's...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.