Photo by Sylvester Foley
Foto de Sylvester Foley.
Foto de Sylvester Foley.

Una mujer con una cubeta recorre la distancia una y otra vez entre un grifo de agua oxidado y la tumba de su suegra. Vierte agua en la parcela, que es el único espacio verde entre muchos acres de color café.

Leslie Letrán riega la tumba porque los empleados del cementerio no lo hacen. “Venimos al menos dos veces al mes a regar”, dice. “Es difícil de mantener. Y no deberíamos hacerlo nosotros”.

El Cementerio Evergreen tiene un lugar importante en las vidas de muchas personas tanto dentro como fuera de Boyle Heights, ya sea porque tienen a un ser querido enterrado allí o porque viven en la comunidad.

Con sus 136 años de existencia, es el cementerio más antiguo de Los Angeles. Más de 300,000 personas están enterradas allí, incluyendo a músicos y actores, veteranos de la guerra entre Japón y Estados Unidos, y antiguos alcaldes y concejales de Los Angeles.

Hoy, familiares y políticos intentan lograr mejoras en el mantenimiento del cementerio. Con más de 67 acres en Boyle Heights, el Cementerio Evergreen funciona no sólo como un lugar para visitar a los fallecidos, sino también como un espacio verde en un vecindario al que le faltan espacios abiertos.

 ¿Sequía o falta de atención?

Según las autoridades del cementerio, el césped reseco es culpa del Departamento de Agua y Energía (DWP, por sus siglas en inglés) y de las restricciones impuestas por la sequía en todo el condado. Pero las autoridades de los recursos hídricos de la ciudad afirman que el cementerio no está regando tanto como debería debido a su anticuado sistema de irrigación y la falta de personal.

Robert Estrada, especialista en conservación de agua de DWP, considera que existen varios motivos que explican la apariencia actual del Cementerio Evergreen. Afirma que el sistema de riego del cementerio es anticuado y probablemente tenga la cañería averiada.

“Hay presión, pero no hay flujo”, señala. “La brecha entre los regadores es lo que causa que el césped nunca esté verde”.

Otro problema, dice Estrada, es que el Cementerio Evergreen no tiene un sistema de riego automático. Su sistema manual requiere que haya personal en las instalaciones para operar los regadores.

Las restricciones actuales limitan el riego en propiedades residenciales y comerciales a tres veces a la semana, antes de las 9 a.m. o después de las 4 p.m.

Richard García, supervisor de las instalaciones del Cementerio Evergreen, confirmó las sospechas de Estrada de que el personal no estaba regando todo el cementerio tres días a la semana. El personal de las instalaciones trabaja de 7:30 a.m. a 4:30 p.m. y no tiene tiempo suficiente para encender todos los regadores, afirma.

Foto de Sylvester Foley.

No hay tiempo suficiente

“No podemos regar todo el cementerio en una hora y media”, dice. “A duras penas logramos cubrir todo el cementerio en la semana”.

Jonvive Anguiano, de 34 años, tiene cuatro generaciones de familiares enterrados en el cementerio y no está satisfecha con las condiciones del lugar. Inició una petición en change.org para obtener el apoyo de la comunidad y lograr una mejor gestión del cementerio.

Anguiano consiguió el apoyo de 750 personas después de seis meses. Al mirar a los alrededores al visitar la tumba de su madre, dice, “Se ve desolado. No se ve como los demás cementerios que conozco”.

Y agrega, “No les importa porque sus seres queridos no están aquí. Creo que no les importa lo suficiente”.

Mientras que en otros cementerios, como Forest Lawn y Rose Hills, usan agua reciclada o pozos subterráneos, García, el supervisor de las instalaciones, afirma que Evergreen no cuenta con esas opciones.

No hay agua reciclada disponible en el Este de Los Angeles.   Las autoridades de DWP señalan que un nuevo sistema de irrigación sería costoso y poco probable en un cementerio antiguo donde quedan pocas parcelas disponibles para vender y generar nuevos ingresos.

Con el paso de los años, el Cementerio Evergreen se ha enfrentado a muchas quejas. El cementerio es propiedad de Tony Soo Hoo.

Durante más de diez años, Soo Hoo ha estado en libertad condicional según la Oficina de infracciones a cementerios y servicios funerarios del Departamento de Asuntos del Consumidor, incluyendo profanación de tumbas y falta de documentación del lugar de los entierros.

Soo Hoo no devolvió las llamadas telefónicas realizadas por Pulso de Boyle Heights.

Anguiano, encargada de hacer circular la petición, afirma: “Muchas personas tienen el mismo enojo y amor que yo tengo por el cementerio, ya que aquí están sus seres queridos y quieren que se haga algo porque es parte de su comunidad”.

Tanto las autoridades de DWP como del cementerio señalaron que hay mangueras en el predio del cementerio y que los miembros de la comunidad pueden regar las parcelas de sus familias.

El nivel de descuido del cementerio también captó la atención de Gloria Molina, supervisora del Condado Los Angeles. Bajo el nombre de never green (que en inglés significa verde eterno), Molina se ha unido a un proyecto para obligar a la gerencia a revitalizar el cementerio. Ha ido a regar el cementerio y ha designado miembros de su personal para controlar y asegurarse de que se riegue.

“Creo que no sólo es una falta de respeto hacia los muertos”, dice, “sino una falta de respecto hacia la comunidad”.

Imelda Mercado

Imelda Mercado is a sophomore at Theodore Roosevelt High School. In her free time, she enjoys listening to music, hanging out with her friends and watching movies. She hopes to major in medical science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.