Esta página también disponible en: English

Nota del editor: En esta entrevista, la reportera Samantha Soto habla con su padre, supervisor en un estacionamiento, sobre como su vida ha cambiado desde que se declaró la emergencia del COVID-19. La entrevista completa puede escucharse aquí:

DANIEL SOTO: Oh, sí, mi nombre es Daniel Soto, tengo 46 años, soy parking supervisor.

PULSO DE BOYLE HEIGHTS ¿Puedes decirme cómo era tu trabajo antes de que pasara esto, y cómo fue durante?

DS: Mi trabajo era muy demandante, muy físico, muy ocupado. Hay que estar siempre alerta, hay que hacer customer service, hay que mover carros, hay que evitar accidentes, hay que estar pendiente de los trabajadores que no tengan accidentes y que no tengan… que no se pasen de su horario de descanso y de su comida.

PBH: ¿Y cómo fue después?

DS: Pues después, el trabajo era muy muy despacio, pocos visitantes, no tomábamos riesgos, empezamos a mantener el distanciamiento porque llegaba mucha gente que iba al doctor a citas que no era de coronavirus, pero iban a checarse, como niños o clínica familiar.

PBH: ¿Todos los días que era tu rutina y cómo ha cambiado ahorita?

DS: Pues mi rutina en la casa pues era solamente llegar y comer y descansar y, pues, ahora que el trabajo es nulo, pues es estar en todo el tiempo en casa y tratando de leer o aprender algo nuevo.

“Hay muchas personas que no toman en cuenta las condiciones actuales y no están haciendo lo que es correcto, como mantener distancia social, sino que siguen saliendo sin cubrirse nariz y boca y haciendo reuniones o acercándose mucho. Y eso me da miedo porque es gente que puede ser portadora de COVID-19 y no saberlo…”

PBH: Por ejemplo, ¿ponerte a hacer trabajo como de construcción o reparando las cosas, no? Porque me acuerdo que hace unos días estabas reparando el ventilador que ya no servía o acomodaste creo que la puerta del baño, limpiaste el refrigerador.

DS: Si, pues básicamente acomodamos el garage, le hicimos servicio a los carros, pues limpiamos a fondo cosas que tal vez aparentemente están limpias, pero si se fija uno más hacia dentro del mecanismo, pues aparentemente está más sucio, y cosas así.

PBH: Yo noté que cuando tú sacaste, cuando tu sacabas a los perros, este, luego te tardas a un más tiempo de cuando los sacabas antes de esta pandemia. ¿Puedes pensar en otra cosa que haya cambiado en tu vida normal?

DS: Ha cambiado en el sentido de que, no, pues ahora hay más personas quedándose en casa y cuando uno sale a pasear, en cierta forma es más agradable estar en un lugar que no es transitado por vehículos o personas. Entonces da la apariencia de estar como en un lugar muy tranquilo, y eso hace que se disfrute más al paseo. Y pues a veces uno pierde la noción de ese tiempo, porque está disfrutando de la naturaleza, en este caso.

PBH: ¿Qué haces tú para hacer más precauciones… para hacer, sí, para las precauciones?

DS:¿Precauciones de qué?

PBH: Por ejemplo de… ¿usas tapavoces…?  Disculpa, es que no sé cómo se dice en español.

DS: Tapabocas.

PBH: Tapabocas… Cuando sales a pasear a los perros, ¿te pones guantes, tienes el hand sanitizer, o sea… no sé cómo se dice en español, disculpa.

DS: Sí, pues… tratando de ser lo más objetivos, en cuestión de salud, como lo que han recomendado en la Organización Mundial de Salud, que es mantener distancia, cúbrase boca y nariz, usar guantes… Y cuando uno regresa a casa, pues lavarse manos por más de 20 segundos. Y cosas así que han dicho.

PBH: Cuando tu estabas trabajando, ¿de qué era lo que tenías más miedo?

DS: En realidad hay muchas personas que son o tal vez descuidadas o irresponsables que en realidad no toman en cuenta las condiciones actuales y no están haciendo lo que es correcto, como mantener distancia social, sino que siguen saliendo sin cubrirse nariz y boca y haciendo reuniones o acercándose mucho. Y eso me da miedo porque es gente que puede ser portadora de COVID-19 y no saberlo y estarlo expandiendo hacia otras personas.

PBH: ¿Cómo te sientes tú sobre qué mucha gente puede, tiene la habilidad de poder trabajar dentro de sus casas, y tú no? O, por ejemplo, para ti, no, tú no tienes acceso a eso. ¿Cómo te sientes tú de eso?

DS: En realidad no tengo ningún sentimiento, solo pienso que hay personas que trabajan en casa porque, en realidad, el trabajo de oficina es lo mismo que trabajar en casa, no hay diferencia. Salvo que te arreglas y vas a una oficina y todos se visten profesionalmente. Y al estar reunidos, puede haber más ambiente de trabajo y en cambio en casa, pues hay más probabilidad de que a lo mejor no se sientan cómodas y no trabajen igual. Pero posiblemente es lo mismo. Y las personas que no pueden trabajar como en oficinas, sino que están en lugares como afuera, pues no, no pueden hacer esa misma opción, porque, pues el trabajo siempre es interactuar con personas, y es diferente al de una oficina.

PBH: ¿Qué preocupaciones tienes, ya que has perdido el trabajo? ¿Te preocupan los biles, cómo vamos a poder pagar eso, o sientes que los cheques que han llegado del gobierno te van a ayudar para cubrir la renta, por ejemplo.

DS: Pues pienso que la ayuda financiera que están aprobando, el gobierno estatal y federal, pues es buena para todos los ciudadanos, porque pues, siempre va a haber necesidad. Hay necesidad de gastos como comida y pagar utilidades y pagar gasolina y también la vivienda. Entonces es importante. Pero también es… a veces es preocupante que haya gente que no tenga acceso de estos fondos, y pues no tenga acceso a comida o utilidades, o que tenga miedo de que los saquen de sus casas.

PBH: Ahorita que no estás trabajando, ¿cuál es la peor parte de tu día? O no necesariamente la peor parte de tu día, pero que es algo que no… no te brinda mucha felicidad, por decirlo de otra manera.

DS: No, pues siento que estar en la casa, simplemente es como una medida de no contagiarse. Entonces, eso es bueno porque evitamos enfermarnos y poner en peligro nuestras vidas, porque no sabemos qué reacción va a tener cada persona. Pero a su vez, pues, uno se frustra porque uno tiene unas metas, como en el trabajo o tener algún hobby nuevo, o tener un trabajo diferente. Y entonces, se pausan todas esas metas y eso a la vez un es un poco frustrante, porque hay que esperar hasta que pase todo eso para volver a empezar a hacer esas metas.

PBH: Viéndolo del lado bueno, ¿qué es lo que más disfruta ahorita que estás en la casa?

DS: O, pos lo que más disfruto es, este, pos los desayunos que en realidad uno puede despertarse, pues no… evidentemente no a la hora de un trabajo, si no puede uno despertar más tarde, y puede tomarse tiempo para hacer su desayuno y disfrutarlo. Siento que cuando uno va al trabajo, es apresurado un desayuno, tiene que ser lo más rápido lo que sea. Y en este caso uno puede decir, oh, tengo ganas de esta cosa y poder hacerlo y sentarse y tomar todo el tiempo para desayunar.


NUESTRA MISIÓN DE MANTENER INFORMADA A LA COMUNIDAD DEL ESTE ES AÚN MÁS VITAL DURANTE ESTA EMERGENCIA. SU DONACIÓN NOS AYUDARÍA A CONTINUAR ESA MISIÓN.





Pulse arriba para hacer una donación por tarjeta de crédito/débito o PayPal, o aquí para enviar una donación por cheque.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.