Esta página también disponible en: English

La Universidad de California estudió edificios a través de Los Angeles y determinó que 1,454 eran inseguros y necesitan retrofitting- 28 eran en Boyle Heights. Foto de usuario Flickr Martin Luff / Creative Commons

La Universidad de California estudió edificios a través de Los Angeles y determinó que 1,454 eran inseguros y necesitan retrofitting- 28 eran en Boyle Heights. Foto de usuario Flickr Martin Luff / Creative Commons

Wallace, residente de Lincoln Heights Allison, experimentó su primer terremoto el mes de marzo pasado. Con siete meses de embarazo, esta mujer de Missouri sabía cómo prepararse para los tornados, muy frecuentes en la región centro-oeste del país, pero no estaba preparada para un terremoto.

“Cuando comenzó el temblor no me había dado cuenta del todo de lo que estaba pasando. Pensé que el edificio iba a colapsar”, dice Wallace, que se mudó al Este de los Ángeles para asistir a la universidad.

Cuando esa noche Wallace vio a sus amigos meterse debajo de una mesa, quedó petrificada del miedo, pero luego siguió su ejemplo. “Si hubiera tenido un plan a seguir y hubiera sabido qué hacer… No habría estado tan nerviosa”, dice Wallace.

Wallace no es la única persona que no se encuentra preparada para un terremoto. El 36% de los residentes del condado afirma que no se siente preparado, según la Encuesta de Salud del Condado Los Angeles realizada en 2005.

Vea consejos de terremotos debajo

El reciente terremoto de Napa en el Norte de California sirve como una llamada de alerta para todos los californianos. El Sur de California experimentó el terremoto de mayor magnitud en su historia reciente en el año 1994 con el terremoto de Northridge, aunque desde entonces se han registrado temblores más pequeños.

El Servicio de Estudios Geológicos de EE.  UU. pronostica que el Sur de California tiene casi un 50% de probabilidades de sufrir un terremoto de magnitud 7.5 o superior en la escala de Richter en las próximas tres décadas, lo que podría tener como resultado 1.800 muertes y 213 mil millones de dólares en pérdidas económicas. Si bien se ofrecen continuamente recursos para prepararse para este “Gran terremoto”, muchos residentes todavía no han dado los pasos necesarios.

La mayoría de los residentes de Los Angeles nunca ha experimentado un terremoto catastrófico, especialmente las generaciones más jóvenes. Pero muchos residentes de Boyle Heights que han emigrado desde México sí han tenido esta experiencia.

Muy cerca del peligro

Fabiola Martínez, que vende revistas en un quiosco fuera del Centro Médico LAC+USC, experimentó un terremoto de 8.1 de magnitud en la Ciudad de México en 1985. Estuvo a punto de pasar la noche anterior en un hotel cerca del epicentro, y “al día que tembló, después vi el hotel donde nos íbamos a quedar se había hecho un sándwich. Me quedé con la boca abierta”.

Se siente afortunada de no haber estado en Los Angeles durante el terremoto de Northridge, pero su experiencia en México la dejó muy alerta. “Duermo con un ojo abierto, pero duermo más tranquila”, dice Martínez sobre la posibilidad de que ocurra otro terremoto en cualquier momento.

Ocurre un terremoto cuando se mueven las placas tectónicas, que son parte de la corteza de la Tierra. La energía se libera en ondas sísmicas que causan que el suelo se mueva. Si bien pueden ocurrir terremotos de alta magnitud en los 50 estados, son más probables en California que en muchos otros estados debido a la Falla de San Andrés, que se extiende 700 millas del Norte al Sur de California.

Aunque los estudiantes del kindergarten al 12 º grado realizan cursos para prepararse en caso de terremotos todos los años a través del plan “Shake Out”, es posible que los padres no reciban capacitación sobre cómo responder a esta situación. Durante todo el año, el gobierno local y las organizaciones sin fines de lucro, como la Cruz Roja de EE.  UU., ofrecen clases y talleres de preparación para desastres con el objetivo de enseñar a otros a planificar con seguridad en caso de desastres naturales y emergencias.

El Servicio Geológico de Estados Unidos predice que el sur de California tiene una probabilidad de casi el 50 por ciento de un terremoto de magnitud 7.5 o mayor en la escala de Richter en las próximas tres décadas. Foto de usuario Flickr Artur Bergman / Creative Commons

El Servicio Geológico de Estados Unidos predice que el sur de California tiene una probabilidad de casi el 50 por ciento de un terremoto de magnitud 7.5 o mayor en la escala de Richter en las próximas tres décadas. Foto de usuario Flickr Artur Bergman / Creative Commons

Los Angeles ofrece un curso de capacitación certificado en español a través del programa Equipo de Respuesta de la Comunidad para Casos de Emergencias (CERT, por sus siglas en inglés). Los residentes pueden inscribirse en este curso de siete semanas en la sede de su localidad durante cualquier mes impar del año que incluye: preparación para desastres naturales, primeros auxilios, técnicas para la extinción de incendios, organización de equipos y psicología en caso de desastres.

Keith Scott, capitán del Departamento de Bomberos de Los Angeles y director de CERT señala que es fundamental que las “personas se capaciten para poder ayudar al público por sí mismas” dado que durante un terremoto grave, los departamentos de policía y de bomberos de la ciudad estarán muy ocupados respondiendo a las zonas más afectadas y es posible que algunas llamadas al 911 no puedan contestarse.

Crystal M. Valenzuela, residente de Monterey Park, participó este año en la capacitación del programa CERT. Ahora tiene un botiquín para casos de emergencia en su automóvil y junto a su cama.

Valenzuela dice que la capacitación la ayudó a repararse física, mental y emocionalmente. “Si no hay nadie que tenga capacitación, esto puede hacer toda la diferencia y determinar la vida o la muerte, o la rapidez con la que se puede ayudar a alguien”, dice.

Durante el pasado mes de febrero, La Universidad de California inspeccionó edificios de toda la ciudad de Los Angeles y determinó que 1.454 de estos edificios no eran seguros y necesitaban reajustes. En esa lista se encuentran 28 edificios de Boyle Heights, incluyendo la Escuela Primaria First Street.

Para poder identificar los edificios vulnerables y establecer estrategias en preparación para el “Gran terremoto”, el alcalde de Los Angeles Eric Garcetti trabajó en colaboración con Lucile M. Jones, una reconocida  experta en sismos del Servicio de Estudios Geológicos de EE.  UU.

Se recomienda hacer los reajustes necesarios para que las viviendas sean más seguras, aunque puede ser difícil para muchas personas realizar estos cambios. “Muchas de las medidas de seguridad en caso de terremotos son cosas que cualquier persona puede hacer, aunque no son exigidas por la ley”, dice Jones. “Para las personas de bajos ingresos es más difícil prepararse. No pueden ir a la tienda y comprar el equivalente a dos semanas de alimentos cuando tienen dificultad para pagar por la cena de esa noche”. De todas maneras, Jones subraya la importancia de preparar un botiquín para emergencias y diseñar un plan familiar.

Martínez alquila su apartamento y esto restringe lo que puede hacer para que sea más seguro en caso de terremotos. Pero ha preparado un botiquín de emergencias y establecido un lugar de encuentro para su familia.

En vez de esperar la siguiente catástrofe, ella cría a su familia teniendo en cuenta la preparación para los terremotos.

“Mis hijos viven cada uno en su casa y en apartamentos separados, pero tenemos un punto en encuentro para emergencias. Si hay un terremoto, entonces nos vemos ahí si paso algo”, dice.

Artículos básicos en caso de terremoto
Cortesia: fema.gov

– Un galón de agua por persona y por día durante al menos 3 días
– Alimentos no perecederos para cubrir al menos 3 días y abrelatas
– Radio con pilas o manivela y radio meteorológica de NOAA con tono de alerta y pilas adicionales para ambas
– Linterna y pilas adicionales
– Botiquín de primeros auxilios y silbato para pedir ayuda
– Toallitas húmedas, bolsas de basura y correas plásticas para la higiene personal
– Anteojos con graduación y medicamentos
– Máscara anti-polvo para filtrar el aire contaminado y láminas de plástico y cinta adhesiva para sujetar en el lugar
– Llave inglesa o pinzas para apagar los servicios públicos
– Mapas de la zona
– Artículos necesarios para bebés y mascotas

Artículos opcionales
Cortesia: Consrv.ca.gov

– Documentos familiares importantes
– Dinero en efectivo y monedas
– Bolsa de dormir o manta abrigada para cada persona
– Muda completa de ropa
– Blanqueador de uso doméstico y cuentagotas. Si se diluye en nueve partes de agua, el blanqueador puede usarse como desinfectante. O en caso de emergencia, puede usarlo para poder beber el agua usando 16 gotas por galón de agua.
– Extintor para incendios
– Fósforos en un recipiente impermeable
– Cubiertos, vasos de papel, platos y utensilios de plástico, servilletas de papel
– Libros, juegos, rompecabezas u otras actividades para niños

Como Disenar un Plan Familiar en Caso de Emergencia
Cortesia: calema.ca.gov

– Hable con su familia sobre los posibles peligros que pueden afectar su zona local; qué hacer en caso de que se active la señal de alarma de su comunidad y dónde refugiarse si se debe evacuar la zona.
– Establezca un lugar donde reunirse en caso de emergencia. Designe un lugar inmediatamente fuera de su hogar en caso de una emergencia imprevista, como un incendio, o un lugar fuera de su vecindario en caso de que no pueda regresar a su hogar.
– Pídale a un amigo o familiar de otra ciudad para que sea su persona de contacto en caso de emergencia. Después de un desastre, los miembros de la familia deben llamar a esta persona e informarle dónde se encuentran ya que los circuitos telefónicos locales a menudo están ocupados después de un evento de este tipo.
– Diseñe un plan de comunicación para que todos los miembros de la familia sepan cómo comunicarse entre sí. Puede obtener un formulario para llevar registro de esta información en www.ready.gov o en www.redcross.org/contactcard.
– En el plan familiar en caso de desastre también incluya a sus mascotas.
– Ensaye el plan.
– Obtenga una póliza de seguro para el hogar/la propiedad

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.