View Exide in a larger map
A partir de hoy, los residentes de Boyle Heights y demás personas en las comunidades de los alrededores podrán respirar literalmente mejor, tras el cierre de la planta de reciclaje de baterías de plomo en Vernon. Esta planta emitía contaminantes peligrosos al suelo y al aire.

El Departamento para el Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC) ordenó el miércoles a Exide Technologies la suspensión inmediata de sus operaciones debido a los riesgos a la salud asociados con la fuga constante al medio ambiente de metales peligrosos y otras sustancias tóxicas de las cañerías de aguas servidas.

El mes pasado, el Distrito para la Gestión de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD) ordenó a Exide crear un “plan de reducción del riesgo”, luego de que un informe observara altos niveles de emisiones de arsénico, lo que aumenta el riesgo de padecer cáncer en 110,000 residentes de Boyle Heights, Maywood, Huntington Park, Commerce, Vernon y algunas áreas del Este de Los Angeles.

Según las infracciones observadas en los recientes informes presentados por las instalaciones, además del informe de SCAQMD, los reguladores del estado consideran que la operación de esta planta no es segura.

“Esta nueva información ofrece pruebas claras de que la suspensión es necesaria”, señaló Brian Johnson, director del Programa para la Gestión de Desechos Peligrosos de DTSC.

El concejal de Los Angeles, José Huízar, cuyo 14 º distrito incluye a Boyle Heights, aplaude la decisión de DTSC.

“En primerísimo lugar debemos preocuparnos por los residentes y los trabajadores que corren riesgo debido a estas emisiones dañinas. Boyle Heights, el Este de Los Angeles y nuestras comunidades en el sureste ya deben lidiar con una carga importante de emisiones peligrosas y contaminantes, por lo tanto, se necesita un mayor escrutinio”, dijo Huízar.

Huízar también afirmó que le preocupaba que a Exide se le permitiera operar durante tanto tiempo solamente con un permiso interino, con el cual la empresa opera desde hace 32 años. Consumer Watchdog, un grupo en defensa del consumidor, señaló que DTSC “hizo lo correcto” al tomar medidas contra esta gran planta de reciclaje, pero también criticó al Departamento de Protección Ambiental de California por no actuar con más premura.

El grupo “culpó a DTSC por varios fallos en la regulación de las instalaciones a lo largo de dos décadas”, en su sitio en Internet.

Según un artículo de CW, DTSC hace años que conocía los altos niveles de contaminación en aguas subterráneas, aire y suelo de Exide pero no “hacía nada para proteger a los californianos contra estos contaminantes tóxicos”.

Huízar solicitó al procurador general de Los Angeles y al jefe de la Oficina de Análisis Legislativo que elaboraran un plan de acción para que la municipalidad atienda las infracciones de Exide en relación con el arsénico en el aire, por las cuales la empresa está obligada a informar a los residentes de Boyle Heights y de las comunidades a sus alrededores sobre los posibles peligros.

El Comité de Energía y Medio Ambiente del Concejo Municipal de Los Angeles, liderado por Huízar, está considerando tomar medidas judiciales contra la planta.

Gus Ugalde

Gus Ugalde is a print journalist and Boyle Heights native. He is a graduate of both Salesian High School and East Los Angeles College. With writing as his passion, he has had over 500 stories published...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.