Esta página también disponible en: English

Si bien disfrutaba de las películas cuando era joven, Benicio del Toro afirma que su primer amor fueron los deportes. “Jugaba al básquetbol. Esa fue mi pasión inicial cuando era niño. Quería jugar en la NBA. Ese era mi sueño”, dice del Toro.  Afirma que comenzó a actuar casi por accidente mientras cursaba su primer año en UC San Diego.

“Les voy a ser sincero, no quería complicarme la vida con las clases, por eso tomé una clase de actuación, porque quién puede reprobar eso, ¿no?”, señala.

Más tarde se mudó a Nueva York y obtuvo una beca para asistir al Conservatorio Stella Adler.

Del Toro señala que hoy dedica mucho tiempo a mirar dibujos animados, gracias a la influencia de su hija Delilah de 4 años.

Esta es la tercera y última entrega de la entrevista de una hora de duración con el actor, que ha sido corregida y revisada para lograr tanto la longitud como la claridad adecuadas.

PBH: ¿Cómo cambió su vida después de ganar el Oscar?

BDT21

“Si [el segundo Oscar] se da, será grandioso y si no, no cambiará mucho. Mantendremos los dedos cruzados”.

BDT: Mi vida no cambió después de ganar el Oscar. No dejé que mi vida cambiara, pero algunas cosas cambiaron. Cuando eres un actor no eliges mucho los proyectos en que trabajas. Después del Oscar pude elegir un poco más, ya saben, pude tomar las riendas de mi destino, de mi propio destino. Simplemente me dio un poco más de oportunidades, pero también más responsabilidades, como actor, al ser latino. Pero no cambió mi vida. Todavía sigo trabajando de la misma manera que lo hacía antes de ganar el Oscar.

PBH: Hay muchos rumores de que podría recibir una tercera nominación por “Sicario”. ¿Cómo se siente al respecto?

¡Fantástico! Es algo bueno. Es bueno para la película. Me genera mucho entusiasmo. Pero también implica mucho trabajo y eso no es algo que me entusiasme tanto. Hay que salir y reunirse con gente, hay que vestirse, ponerse el esmoquin, ir aquí y allá. Eso cambió un poco desde el 2001 cuando gané el Oscar por “Traffic”. Ahora hay ‘blogueros’ en todas partes, cualquiera pude hacer una entrevista, así es que hay que hacer más cosas en esos casos. Si se da, será grandioso y si no, no cambiará mucho. Mantendremos los dedos cruzados.

PHB: Usted aparenta ser una persona muy privada. ¿Es por eso que no está en ninguna de las redes sociales?

BDT: Sí, todavía estoy con Los Picapiedras. No sé mucho sobre las redes sociales, me gusta mi privacidad pero no es por eso que no participo, es que no sé mucho de computadores. Me gusta el papel y lápiz. Quizás sea mejor así, que yo no tenga que lidiar con eso demasiado. [Las redes sociales] no tienen nada que ver con lo que yo hago. Para algunas personas sí, pero yo solo hago películas.

No sé, quizás tenga que indagar sobre eso, porque ustedes me están mirando… [hace un gesto]. Oh, señor, ¡quizás lo deba hacer!

PBH: ¿En qué lo ha cambiado ser padre?

BDT: Yo tenía a mi niña conmigo esta mañana y ella quería venir conmigo. Algo que cambió rápidamente es que por primera vez desde que nació mi hija, siempre que veo a una persona, pienso “esa persona alguna vez fue un bebé”. Así inmediatamente te puede caer bien todo el mundo, hasta el tipo que te toca la bocina. ¿Sabes?, “salte de mi camino, salte de mi camino…” Piensas, “esa persona alguna vez fue un bebé como mi hija”. Y dices, “ok, no me voy a enojar”. Eso es algo que cambió de inmediato.

Photography Credit: WELA YMCA Youth Institute

“La historia es realmente la esencia de la película. Los actores no pueden actuar solos”.

Ha cambiado mi vida de varias maneras. Hay una persona, un ser humano, que llegó a mi vida y ahora ocupa el primer lugar. Y yo pienso, espera un segundo, tengo amigos desde hace 30 años, pero de repente, esta niña pequeña que acaba de llegar a mi vida pasó por delante de todos y se volvió mi prioridad.  Ahora también miro muchos dibujos animados. Y musicales. Es bastante divertido.

PBH: ¿Qué piensa de las afirmaciones hechas por Donald Trump sobre los latinos?

BDT: En lo personal, no creo que sea racista, creo que hay que juzgarlo por lo que dijo. Creo que no entiende la situación. No ha hecho su investigación, es un pésimo periodista. El peor periodista.

Hay dos cosas importantes sobre lo que dijo. En primer lugar, cuando Trump habla sobre los mexicanos, en verdad no solo ofende a los mexicanos sino que ofende a todos los hispanos de este país. Y en segundo lugar, creo que es importante para todos nosotros, que la única manera de detenerlo es asegurarnos de votar.

PBH: ¿Participó en la reciente campaña para prevenir que Donald Trump fungiera como animador de SNL?

BDT: No, no porque quería que lo hiciera. No supe que fue animador de “Saturday Night Live”. No lo ví. ¿Lo vieron ustedes?

PBH: ¿Tiene algún consejo para los jóvenes interesados en ser actores?

BDT: La historia es realmente la esencia de la película. Los actores no pueden actuar solos. Y sin una historia, el actor no puede hacer nada. Ser actor es una gran profesión, pero es difícil. Hay que amar realmente esta profesión, en primer lugar. Hay que estar listo para los rechazos. Te rechazarán una y otra vez en muchas ocasiones. Pero considero que la clave para alguien joven que quiere actuar en películas es intentar transmitir que lo que define a una película es la historia, y todos llevamos una historia dentro. Tú tienes tu historia, yo tengo la mía y todo el mundo tiene su historia. Y esa historia puede ser tan buena como “Lo que el viento se llevó”.

Yo estaba en Puerto Rico con un cineasta que aprecio mucho, Oliver Stone, y fuimos a hablar con algunos estudiantes en la Universidad de Puerto Rico y recuerdo que alguien le preguntó sobre escribir una historia. Y él le dijo, tienes que escribir esa historia puertorriqueña, cualquier experiencia, su experiencia, como si fuera la experiencia de la Reina de Inglaterra. Tienes que escribir como sí fuera importante.

Yo diría intenta escribir, porque es lo que necesitamos. Tenemos suficientes actores. En verdad hay muchos actores latinos ahora. Hagan una lista, Edward James Olmos, Andy Garcia, Antonio Banderas, Jennifer López, Salma Hayek, Demián Bichir. Suficientes buenos actores. Lo que nos hace falta son historias.

PBH: ¿Se ha sentido alguna vez emocionado por conocer a una estrella?

BDT: No hace mucho estuve en un lugar y vi a un jugador de baloncesto que yo amaba mucho de niño, Kareem Abdul Jabar. Es de antes de ustedes, pero fue una gran estrella y el otro día lo vi y fui donde él y le di la mano. Sí, soy fan, sigo siendo fan de lo que sea que me gusta, así es que sí.

PBH: ¿Por qué quiso usted ser entrevistado por el Pulso de Boyle Heights?

BDT: He vivido en LA ya por 20 años y nunca tuve la oportunidad de hacer algo así, por eso cuando la oportunidad llegó, pensé que es bueno venir y compartir las experiencias de poder perseguir un sueño. Estoy seguro que todos ustedes chicos y chicas tienen un sueño, ¿no? Esa fue mi razón inicial para venir a hablar con ustedes. Y también, que podría aprender algo, lo cual es siempre bueno.

Lea la primera y segunda parte de la entrevista.

Foto superior: Benicio del Toro habló por más de una hora con los estudiantes de PBH. Todas las fotos: WELA YMCA Youth Institute.

Vea la sesión de fotos de Benicio del Toro:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.