Esta página también disponible en: English

A comienzos de octubre, California promulgó una ley que pasó a ser conocida como la ley de neutralidad de la red más fuerte del país, que permite acceso equitativo a Internet. La ley prohíbe a los proveedores de servicios en Internet favorecer o bloquear ciertos sitios web.

Pocos minutos antes de que el gobernador Brown firmase esta ley, la administración Trump presentó una demanda en busca de su anulación. El miembro de la Asamblea Legislativa Estatal Miguel Santiago (demócrata de Los Ángeles) fue el co-autor de este proyecto de ley, junto a los senadores Scott Weiner (demócrata de San Francisco) y Kevin de León (demócrata de Los Ángeles).

“Esta medida nos asegura que en California mantendremos el acceso gratis y abierto a Internet que no discrimine, cobre precios ni ofrezca contenido diferenciado según sus usuarios”, señaló Santiago en una conferencia de prensa. “California ahora liderará con el ejemplo y le demostrará a la administración Trump que su agenda retrógrada es inaceptable”.

Santiago representa al Distrito 53 en la Asamblea desde noviembre de 2014. Su distrito incluye a Boyle Heights, el centro de Los Ángeles, Koreatown, Pico-Union y las zonas adyacentes.

Obtuvo su licenciatura en UCLA, el primero de su familia en obtener un título universitario. Reside en Boyle Heights junto con su esposa Celina y dos hijos pequeños.

Santiago, en campaña para su reelección en noviembre, habló con el Pulso de Boyle Heights acerca de los temas a los que se enfrenta la comunidad. El Pulso de Boyle Heights intentó en reiteradas ocasiones ponerse en contacto con su opositor, Kevin Hee Young Jang, pero no tuvo disponibilidad para llevar a cabo una entrevista.

Miguel Santiago

Esta entrevista fue adaptada según fines de claridad y longitud.

PBH: ¿Por qué se decidió por la vida política?

Mi participación en la vida política fue totalmente por accidente. Luego de graduarme de UCLA, hace veinte años, la política no parecía ser mi lugar. Sentía que necesitaba encontrarme conmigo mismo y con Dios, por lo tanto, terminé trabajando en una parroquia. También coqueteé con la idea de entrar al seminario.

Trabajé en la parroquia durante tres o cuatro años cuando descubrí que el compromiso cívico tenía un alcance más profundo. Comenzamos a realizar actividades de organización comunitaria e inscripción de votantes, y cuando quise acordar, estaba totalmente inmerso en la organización y me metí en política.

PBH: El impacto de Exide Technologies en Boyle Heights y las zonas adyacentes ha sido devastador. Si bien se realizaron pruebas en miles de propiedades cercanas a las instalaciones para detectar los casos de contaminación de plomo, solo aquellas propiedades con el nivel más alto de contaminación tuvieron acceso a una limpieza. En su opinión, ¿considera que las vidas de esos residentes no fueron prioritarias?

Las instalaciones de Exide contaminaron esta comunidad durante 33 años y no se hizo nada al respecto. Cuando recién asumí mi cargo, le dimos prioridad a este asunto. En el primer año durante mi cargo, el Departamento para el Control de Sustancia Tóxicas asignó 7 millones de dólares para comenzar con la limpieza. Eso fue cuando pensábamos que solo había mil hogares afectados. Pero luego descubrimos que podría tratarse de un radio más amplio y luchamos enérgicamente y logramos obtener 176 millones de dólares.

Cuando se cuenta con recursos limitados, primero se atiende a los hogares más afectados, aquellos que tienen niños o personas de la tercera edad y en los que se registraron los niveles más altos de contaminación. Continuaremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que Exide se haga responsable y que nuestros vecindarios reciban los tratamientos de limpieza correspondientes.

Santiago en la entrevista con el Pulso de Boyle Heights.

PBH: Usted formó parte del consejo directivo del Distrito de Los Angeles Community College y propone la educación universitaria gratuita, ¿por qué?

Estudié en un centro universitario de la comunidad y no sé qué rumbo hubiera tomado mi vida sin haber tenido esa oportunidad. También considero que el sistema de los centros universitarios de la comunidad puede ofrecer a otras personas la misma oportunidad. En septiembre de este año tendremos centros universitarios de la comunidad sin costo en California. Y ahora presentaremos un segundo año de estudios sin costo en centros universitarios de la comunidad. Es una buena política y también de beneficio para la economía.

PBH: Como miembro de la agrupación Latina en la Asamblea Legislativa, ¿podría compartir las prioridades de esta agrupación?  

Luego de que la administración Trump retirara la Condición de Protección Provisoria (TPS, por sus siglas en inglés) [otorgada a ciudadanos de ciertos países afectados por la guerra o un desastre natural], solicitamos fondos para los beneficiarios del programa TPS a fin de ayudarlos a encontrar un camino hacia la residencia permanente o la legalización.

También reclamé con firmeza fondos para ayudar a representar a los menores y niños sin supervisión adulta en los tribunales federales. En el mes de mayo la administración Trump no solo separaba familias, sino que también retiró los fondos federales asignados a la representación legal de niños ante los tribunales.

PBH: Dada la decisión de la administración de agregar una pregunta sobre la situación legal al censo, ¿qué debería hacer California para garantizar la participación de millones de residentes indocumentados?

California debe asegurarse de que nuestras comunidades participen y sean contabilizadas en el censo, especialmente las comunidades que represento. Existen consecuencias tanto de fondos y recursos económicos como consecuencias electorales.

Dado que hubo redadas masivas [de la Oficina de Inmigración y Aduanas, ICE, por sus siglas en inglés] por parte de la administración Trump, hemos estado advirtiendo a la gente que no abra la puerta a las autoridades gubernamentales. Pero ahora necesitamos que esa misma gente abra sus puertas para poder participar y ser contados en el censo. Necesitamos esos fondos y vamos a necesitar que nuestras organizaciones comunitarias trabajen mucho para que todas las personas se contabilicen. Podría haber consecuencias electorales si perdemos una banca en el Congreso.

Con la colaboración del equipo de jóvenes periodistas del Pulso de Boyle Heights

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.