Amor y diversidad en la comunidad LGBTQ+ de Boyle Heights

Esta página también disponible en: English

A propósito del mes del orgullo gay, el Pulso de Boyle Heights comparte tres historias de identidad, orgullo, coraje, supervivencia y esperanza contadas por jóvenes de la comunidad LGBTQ+ y sus familias.

Las grabaciones son en español y usted puede leer una transcripción en ese idioma o cambiar a una traducción al inglés. Estos son los participantes:

Los Medina

Este otoño Alex Medina cursará el último año en la Preparatoria Bravo de Boyle Heights. Hace dos años, el adolescente gay decidió salir del clóset con sus papás, Candelaria y Mario Medina, que inmediatamente lo aceptaron. Al querer aprender cómo podían ayudar a su hijo adolescente, los padres se unieron a los grupos en español de PFLAG y ahora hablan en mítines y conferencias, aconsejando a los padres Latinos a darle apoyo a sus hijos LGBT+. Escuche y lea su historia:

Alex Medina: afortunado con el amor de mis padres

Los Ruiz Vazquez

Charlie Ruiz Vazquez, que se autodefine como pansexual de género fluido, tiene a su principal aliada en su madre, Mary Ruiz. Ambas son promotoras de salud de la Clínica Romero en Ramona Gardens y están pendientes de la comunidad LGBT+ de ese complejo de vivienda pública. Y Mary, que es cofacilitadora del grupo de apoyo en español de PFLAG en Mi Centro de Boyle Heights, quiere asegurarse de que Charlie pueda hallar a una persona especial para compartir su vida. Escuche y lea su historia:

Charlie Ruiz Vazquez: su sueño es ayudar a los jóvenes LGBTQ+ sin hogar

Los Páez Espinoza

Hace apenas un año que Gavin Páez, de 14 años, pudo “salir” y declararse ante sus padres como un niño transgénero. Ricardo Páez y Alma Espinosa ni siquiera sabían lo que quería decir transgénero, pero con la ayuda de otras familias que participan en los grupos en español de PFLAG, pudieron ayudar y apoyar a su hijo en el proceso de elegir un nombre y compartir su identidad con otros miembros de su familia. Las tres hermanas de Gavin fueron parte de su proceso de “salir del clóset”, especialmente la mayor, Citally. Escuche y lea su historia:

Gavin Páez: el amor no cambió, solo cómo se dice

Las familias se conocieron gracias a  PFLAG, una organización que ayuda a familiares y aliados de miembros de la comunidad LGBTQ+ y realiza reuniones mensuales en español en dos locales del Este: Mi Centro en Boyle Heights y Bienestar en el Este de Los Ángeles.

Aunque los participantes reflejan la amplia diversidad de la comunidad latina LGBTQ+, un tema común de amor familiar se puede escuchar en todas las historias.

Este proyecto de contar historias de la comunidad es el resultado de una colaboración entre el Pulso de Boyle Heights,  la Latino Equality Alliance y Mi Centro y Los Angeles LGBT Center.